El exministro socialista Sebastián, ahora consejero de Indra, con Galán y Bogás, a favor del fondo que sólo beneficia a las eléctricas

El exministro socialista Sebastián, ahora consejero de Indra, con Galán y Bogás, a favor del fondo que sólo beneficia a las eléctricas

Sólo las eléctricas están contentas con el Gobierno. Otras empresas del sector energético denuncian su falta de neutralidad y la pérdida de competitividad de la industria española ante sus deciones
25 mayo, 2021
|
Actualizado: 26 mayo, 2021 10:45
|

La Asociación Española de Bienes de Equipo Eléctricos (Afbel) ha lanzado un manifiesto de apoyo al Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), que ya ha recabado más de 80 firmas, entre las que figuran las del exministro Miguel Sebastián y las de consejeros delegados de grandes compañías eléctricas. Como no están Ignacio Sánchez-Galán, de iberdrola, o José Bogás, de Endesa, y es que este fondo sólo beneficia a este tipo de compañías en detrimento de otras por su falta de neutralidad, como Repsol o Naturgy.
En el manifiesto de apoyo al Fondo, además de los responsables grandes eléctricas hay varios exministros socialistas de la etapa de Zapatero, que repartirá los costes fijos que se repercutían en la factura de la luz para financiar a las primeras renovables y los repartirá entre los comercializadores de luz, gas y productos petrolíferos, se dice que es un «paso necesario en la buena dirección» y los firmantes apoyan su aprobación como ley en el Parlamento.

El presidente de la Asamblea General del Afbel, Guillermo Amann, ha dicho que «la financiación de los apoyos que durante algunos años recibieron las energías renovables se debe repartir entre todo el consumo energético, tal y como avaló ya hace tiempo la Comisión de Expertos para la Transición Energética».

Entre los firmantes del manifiesto están la consejera delegada de Iberdrola en España, Ángeles Santamaría; el director general de la Asociación Empresarial para el Desarrollo e Impulso del Vehículo Eléctrico (Aedive); el consejero delegado de Endesa, José Bogas; el director general de APPA Renovables, José María González Moya, y el de la Asociación Empresarial Eólica (AEE), Juan Virgilio Márquez.

También figuran el exministro de Agricultura con Felipe González, más tarde colocado con Zapatero como presidente de Red Eléctrica Luis Atienza; la presidenta de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica (Aelec), Marina Serrano; el exministro de Industria con Zapatero Miguel Sebastián -fue el ideólogo de la gran idea de las bombillas chinas de bajo consumo para combatir el cambio climático que se amontonaron en los almacenes de Correos porque nadie las recogía- y hoy maniobra en el consejo de Indra para cambiar al presidente, y el consejero delegado de EDP España, Rui Teixeira, así como el rector de la Universidad de Salamanca, Ricardo Rivero.

Aplausos entre las eléctricas al Gobierno, pitos entre el resto de las energéticas

El anteproyecto del Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico ha sido fuertemente criticado por algunas de las compañías que tendrán que contribuir a partir de su aprobación a financiar los costes de las renovables, como Repsol.

Su consejero delegado, Josu Jon Imaz, decía en marzo que este fondo es para pagar las energías no competitivas que se llevaron a cabo hace quince años, «para pagar las fiestas de las eléctricas y los fondos de inversión que las financiaron», así como para traspasar los costes de un sector que tiene «cautivos» a los consumidores y pasarlos a los consumidores industriales, mientras el sector eléctrico disfruta de una rentabilidad no sujeta a riesgo.

El presidente de Repsol, Antonio Brufau, también señaló en la última junta de la compañía que este fondo es contrario al proceso de transición energética y preguntó por qué no se reclama al sector eléctrico sus responsabilidades pasadas.

Sin embargo, el fondo es saludado por el sector eléctrico y, por ejemplo, el consejero delegado de Endesa, José Bogas, decía en mayo que con este fondo se deja de penalizar al cliente eléctrico, aunque cree que todavía «no se ha sido justo con el sector eléctrico» que hasta ahora ha asumido en solitario el coste de las renovables.

Para el sector del gas, el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE), supondrá un coste acumulado total para el sector gasista de 3.000 millones de euros, según GasIndustrial, patronal que denuncia que tendrá el efecto opuesto al buscado y lastrará a la industria española. Por ello, critican que el proyecto del Gobierno, que pretendía evitar subidas del precio de la luz, impulsar la descarbonización y aportar certidumbre para atraer inversiones, tendrá el efecto opuesto, suponiendo un lastre a la competitividad industrial española.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: