Programas del domingo
Renfe castiga a Talgo, pendiente de la opa de Magyar Vagon, con 80.000 euros diarios

Renfe castiga a Talgo, pendiente de la opa de Magyar Vagon, con 80.000 euros diarios

02 abril, 2024
|
Actualizado: 02 abril, 2024 0:01
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Renfe aplica a Talgo, el fabricante de trenes español pendiente de la opa de Magyar Vagon que cuenta con una férrea oposición del Gobierno, desde el 1 de abril, según el contrato que tienen, penalizaciones de 80.000 euros diarios por el retraso en la entrega de los trenes de alta velocidad S-106, conocidos como Avril, y por el que ya le ha reclamado 166,6 millones (50 millones de ellos por lucro cesante).

En el último consejo de administración de Renfe -celebrado el pasado 18 de marzo- se acordó aplicar, a partir del 1 de abril, las citadas penalizaciones previstas en el contrato, según han confirmado este lunes a EFE fuentes de la operadora ferroviaria pública.

La nueva fecha prevista para la entrega de los primeros trenes Avril de ancho variable comunicada por Talgo al Ministerio de Transportes y Movilidad Sostenible es el próximo 8 de abril, según ha indicado este lunes su titular, Óscar Puente, en una entrevista en Onda Cero.

«Talgo nos dijo que los trenes se entregarán a partir del 8 de abril, pero también nos dijo anteriormente que nos los entregaba el día 1 y esto no se ha producido, así que no puedo comprometer una fecha. Pero sí parece que estamos ya muy cerca, estamos hablando probablemente de días o como mucho de semanas», ha explicado el ministro.

Renfe envió a Talgo en febrero una carta para reclamarle una sanción de 166,6 millones de euros

El pasado 6 de febrero, Renfe envió a Talgo una carta para reclamarle una sanción de 166,6 millones de euros y advirtiéndole de una actualización de la penalización, a partir del 1 de abril, si los trenes siguieran sin entregarse.

En la carta, Renfe señalaba a Talgo que la documentación aportada hasta la fecha no justificaba que los retrasos en la entrega no fueran atribuibles a la compañía y le recordaba que se trataba de «un flagrante incumplimiento de sus obligaciones contractuales», que están causando a la operadora y a los usuarios del transporte ferroviario en general importantes perjuicios.

«Hacemos expresa reserva de cuantos derechos nos asisten a resarcirnos de la totalidad de los daños y perjuicios causados, incluido el lucro cesante, así como de la aplicación de las penalizaciones establecidas contractualmente, habiéndoles comunicado un importe de 116.646.061 euros, sin perjuicio de la actualización que pueda corresponder, especialmente en lo relativo a los daños y perjuicios que se contabilizarán de manera diaria a partir del 1 de abril de 2024, que se estiman en 80.000 euros diarios, si los trenes no fueran entregados para su operación comercial», advertía Renfe.

30 trenes de alta velocidad

En 2016, Renfe adjudicó a Talgo por 1.281 millones la construcción de 30 trenes de alta velocidad, 15 de ellos de ancho variable -que pueden circular por vía convencional y estándar-.

La fecha inicial de entrega era a partir de enero de 2021 para entrar en servicio aquel verano en los enlaces entre Madrid, Galicia y Asturias.

Cuando Renfe comunicó en 2022 a Talgo que le iba a exigir una penalización por la demora en la entrega de su pedido, la empresa atribuyó a causas «de fuerza mayor» y «exógenas» a la compañía los retrasos en la fabricación, entre ellas, caídas en la producción e interferencias en la cadena de suministro generadas por la covid-19 y otros eventos geopolíticos. 

Noticias Relacionadas: