Talgo amplió su cartera de pedidos en 2023 en 2.100 millones y suma 4.223 millones

Talgo amplió su cartera de pedidos en 2023 en 2.100 millones y suma 4.223 millones

12 marzo, 2024
|
Actualizado: 12 marzo, 2024 1:27
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

La cartera de pedidos de Talgo aumentó un 54 % en 2023, hasta sumar 4.223 millones de euros, su máximo histórico, impulsados sobre todo por las ampliaciones de contratos ya existentes, sobre todo los destinados a los ferrocarriles alemanes y daneses.

Las cuentas cerradas de 2023 de la compañía reflejan que un 80 % de la cartera de Talgo, sobre la que la húngara Magyar Vagon ha anunciado su intención de presentar una opa, provienen del negocio internacional.

Talgo tiene proyectos en Alemania, Dinamarca, Arabia Saudí, Estados Unidos, Uzbekistán, Kazajstán y Egipto, además de en España, donde es proveedor de Renfe.

El hecho de que buena parte de la ampliación de su cartera esté asentada en contratos anteriores es, para Talgo, una garantía porque minimiza los riesgos de ejecución y contribuye a la estabilidad de los calendarios de fabricación.

Además, el porfolio es «equilibrado» entre fabricación y mantenimiento, sus dos patas de actividad junto con el diseño y la ingeniería de los trenes.

Talgo y su relación con la Deustche Bhan

Los principales contribuyentes de ingresos de fabricación en 2023 fueron los proyectos de Deustche Bhan (Alemania), DSB (Dinamarca) y las cabezas motrices de Renfe (España), apoyados por un nivel «estable» de ingresos y márgenes en la actividad de mantenimiento.

El contrato con la ferroviaria pública alemana contempla la fabricación de hasta 100 trenes Intercity, por unos 2.100 millones de euros, y negocia un contrato de mantenimiento. 79 unidades ya están en ejecución después de renegociar los plazos de construcción.

Con la danesa, DSB tiene un contrato desde febrero de 2020 por 500 millones para renovar parte de la flota, en concreto 16 trenes completos con una velocidad comercial de 200 km/h.

En España, Renfe adjudicó a Talgo -por 1.281 millones- la construcción de 30 trenes de alta velocidad, 15 de ellos de ancho variable -que pueden circular por vía convencional y estándar-.

Los trenes, conocidos como Avril, tenían programada su entrega inicial partir de enero de 2021 para entrar en servicio aquel verano en los enlaces entre Madrid, Galicia y Asturias.

Las exigencias de Renfe

La semana pasada, un día antes de anunciarse la opa de Magyar Vagon, Renfe exigió mediante una carta a Talgo 166,66 millones de euros por los retrasos en la entrega de 15 de esos Avril, cantidad a la que sumará 80.000 euros diarios si no entran en servicio antes del próximo 1 de abril.

No es el primer contencioso de Talgo, porque en 2022 la Autoridad Metropolitana de Tránsito de Los Ángeles (LACMTA en inglés) extinguió unilateralmente un contrato de 90 millones de dólares para la modernización de 74 coches de metro y lo justificó por incumplimientos de la compañía española.

Noticias Relacionadas: