Alemania, a diferencia de España, anuncia rebajas fiscales por 30.000 millones
La ministra de Hacienda, María Jesús Montero (i), defensora de la máxima presión fiscal a empresas y ciudadanos, y la ministra de Política Territorial y portavoz del Gobierno, Isabel Rodríguez, tras el Consejo de Ministros extraordinario que aprobó el proyecto de Presupuestos Generales del Estado para 2022. EFE/Zipi

Alemania, a diferencia de España, anuncia rebajas fiscales por 30.000 millones

03 enero, 2022
|
Actualizado: 02 enero, 2022 22:18
|

 El titular alemán de Finanzas, el liberal Christian Lindner, prometió rebajas fiscales por más de 30.000 millones de euros en esta legislatura, al tiempo que llamó al resto de ministros a la austeridad. Todo lo contario de España, cuyo Gobierno de coalición PSOE-Unidas Podemos apuesta por una subida de impuestos con sus socios independentistas de ERC y los proetarras de Bildu apoyando estas decisiones de mayor presión fiscal.

«En esta legislatura reduciremos la carga de las personas y de la pequeñas y mediana empresa en notablemente más de 30.000 millones de euros», aseguró Lindner en una entrevista con la edición dominical del diario «Bild», y agregó que si el presupuesto de 2022 todavía está marcado por el gobierno anterior, su borrador para 2023 «contendrá rebajas».

Así, por ejemplo, las contribuciones a los planes de pensiones serán deducibles de impuestos en su totalidad y se eliminará del precio de la electricidad el recargo para financiar las energías renovables, dijo el líder del Partido Liberal (FDP).

Al mismo tiempo anunció una normativa fiscal que tenga en cuenta los problemas que han tenido que afrontar las empresas y negocios durante la pandemia y que «creará o ampliará una serie de medidas de ayuda».

Lindner propone, por ejemplo, que las pérdidas registradas en 2022 y 2023 puedan compensarse con los beneficios de años anteriores, porque «nadie debería verse abocado a la ruina por las deudas fiscales contraídas durante la pandemia».

Por otro parte, llamó al resto de ministros del nuevo gobierno liderado por el sociademócrata Olaf Scholz a la austeridad y subrayó que «los márgenes de maniobra en 2022 son apretados».

«Ya he oído por ello llamamientos para una subida de impuestos. Puedo decir aquí que con el FDP no habrá un aumento de impuestos», aseguró, y precisó que, por contra, ha pedido al resto de ministros que establezcan prioridades y evalúen los gastos efectuados hasta el momento.

Agregó que a partir de 2023 debería cumplirse de nuevo con el «freno de la deuda» y que «por lo tanto, sólo se puede repartir el bienestar alcanzado con anterioridad».

Tras la pandemia hay que regresar a unas finanzas públicas sólidas, dijo, y añadió que limitar el endeudamiento es un principio que Alemania debe defender también en Europa, al tiempo que apeló a la responsabilidad hacia las nuevas generaciones.

Por otro lado, exigió renunciar a la construcción de un terminal gubernamental en el nuevo aeropuerto de Berlín presupuestado en 50 millones de euros y que calificó de innecesario.

«Una renuncia sería una señal de que gestionamos con cuidado el dinero del contribuyente», afirmó.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: