Programas del domingo
El resultado atribuido del año 2021 se sitúa en los 5.226 millones de euros, una vez incorporados los impactos extraordinarios asociados a la fusión con Bankia (por la aportación contable de 4.300 millones del fondo negativo de comercio, y el coste neto de 1.433 millones, principalmente, del proceso de reestructuración de empleo).
CaixaBank estudia subir el dividendo tras ganar cuatro veces más en 2021
Sede corporativa de CaixaBank en Barcelona

CaixaBank estudia subir el dividendo tras ganar cuatro veces más en 2021

28 enero, 2022
|
Actualizado: 28 enero, 2022 11:09
|

CaixaBank ha obtenido en 2021 un beneficio de 5.226 millones de euros, casi cuatro veces más que en 2020, cuando ganó 1.381 millones, al incorporar los impactos extraordinarios asociados a la fusión con Bankia, y se plantea elevar hasta el 60 % el porcentaje de ganancias destinado a dividendo (payout).

Sin estos extraordinarios, el beneficio del banco se situaría en 2.359 millones, un 70,8 % más que en 2020, cuando los resultados se vieron afectados por las elevadas provisiones realizadas para hacer frente a la crisis de la covid-19, según la información remitida a la CNMV.

En concreto, las cuentas de 2021, el año en que se ha ejecutado la integración de Bankia, incorporan una aportación contable de 4.300 millones del fondo negativo de comercio y un coste de 1.433 millones del proceso de reestructuración de empleo y otros conceptos asociados a la fusión.

El margen de intereses del grupo alcanza a cierre del año los 5.975 millones de euros, casi un 22 % más que en 2020, mientras que el margen bruto crece un 22,2 %, hasta los 10.274 millones, y el de explotación cae un 41,9 %, situándose en 2.225 millones.

El consejero delegado, Gonzalo Gortázar, ha puesto en valor que “hemos sabido culminar con éxito la integración de CaixaBank y Bankia y al mismo tiempo completar un año muy positivo, especialmente en la gestión del ahorro a largo plazo. En 2021 también hemos mejorado aún más nuestra excelente posición de fortaleza financiera. Ello nos está permitiendo apoyar decididamente a familias y empresas para salir de esta crisis y liderar la recuperación económica”

Los ingresos ‘core’, derivados de la actividad principal del banco, suman 10.597 millones (+27,5 %), y las comisiones netas aumentan un 43,8 %, hasta 3.705 millones.

Los ingresos por dividendos totalizan 192 millones, 45 más que en 2020, principalmente por uno mayor de BFA (98 millones, que incluye el ingreso de un dividendo extraordinario por importe de 54,5 millones).

El volumen de negocio de CaixaBank se sitúa en 972.922 millones de euros. Los recursos de clientes ascienden a 619.971 millones, lo que representa un crecimiento del 49,2 %, y los activos bajo gestión se sitúan en 158.020 millones (+48,2 %).

Por su parte, el crédito bruto a la clientela alcanza los 352.951 millones de euros, un 44,7 % más. Por segmentos, en el cuarto trimestre destaca la evolución del crédito al consumo, que crece un 1 %, y de la financiación a empresas, que se incrementa un 1,9 %, reflejo de la recuperación de la actividad económica y de la demanda de crédito, señala CaixaBank.

El saldo de hipotecas, en cambio, disminuye un 1,5 % fruto de un mayor volumen de amortizaciones que de nuevas concesiones. No obstante, la nueva producción de hipotecas crece un 8 % en el cuarto trimestre con respecto al tercero.

La entidad cierra el ejercicio 2021 con unos elevados niveles de liquidez y de solvencia, con unos activos líquidos totales que se sitúan en 168.349 millones de euros, con un crecimiento de 53.898 millones de euros en el año, debido principalmente a la integración de Bankia.

En cuanto a la ratio de morosidad, se mantiene estable en el 3,6 % tras la fusión, y los saldos dudosos ascienden a 13.634 millones de euros, frente a 8.601 millones de 2020.

En su reunión de ayer, el Consejo de Administración de CaixaBank acordó proponer a la próxima Junta General de Accionistas la distribución de un dividendo en efectivo de 0,1463 euros brutos por acción, con cargo a los beneficios recurrentes de 2021, a abonar durante el segundo trimestre de 2022.

El presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, ha destacado que el beneficio y la sólida posición de capital “nos permitirá abonar en los próximos meses más de 1.100 millones en dividendos, el 50% del beneficio conseguido. Y nuestra idea, cara al futuro, es situar nuestro pay-out entre un 50% y un 60%».

Con el pago de este dividendo, el importe de la remuneración al accionista correspondiente al ejercicio 2021 será de 1.179 millones de euros, equivalente al 50 % sobre el resultado consolidado ajustado por los impactos extraordinarios de la fusión con Bankia.

El consejo, además, ha aprobado la política de dividendos para el ejercicio 2022, consistente en una distribución en efectivo del 50-60 % del beneficio neto consolidado, pagadero en un único pago durante 2023.

Asimismo, el consejo ha manifestado la intención de CaixaBank, sujeta a la aprobación regulatoria apropiada, de implementar un programa de recompra de acciones en el mercado durante el año fiscal 2022, con el fin de acercar la ratio de capital CET1 al objetivo interno.

En un comunicado, el presidente de CaixaBank, José Ignacio Goirigolzarri, subraya que el beneficio y la sólida posición de capital permitirá abonar a los accionistas en los próximos meses más de 1.100 millones en dividendos, el 50 % del beneficio conseguido. «Y nuestra idea, cara al futuro, es situar nuestro pay-out entre un 50 % y un 60 %», remarca Goirigolzarri.

El consejero delegado de CaixaBank, Gonzalo Gortázar, pone en valor la culminación con éxito de la integración de CaixaBank y Bankia y resalta que en 2021 también han mejorado su posición de fortaleza financiera.

«Iniciamos un ejercicio en el que deberemos materializar las sinergias de costes e ingresos derivadas de la fusión y plantear las líneas estratégicas de la entidad para los próximos años», explica Gortázar.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: