Programas del sabado
El 77% de los economistas prevé que la inestabilidad política frene la economía

El 77% de los economistas prevé que la inestabilidad política frene la economía

05 febrero, 2024
|
Actualizado: 05 febrero, 2024 17:21
|
PUBLICIDAD

Un 77% de los economistas anticipan un deterioro en la economía de España durante el primer semestre de este año debido a la inestabilidad política, según revelan los datos en el Barómetro económico publicado por el Consejo de Economistas de España (CGE).

Dentro de este grupo de economistas, alrededor del 47,5% cree que este deterioro será muy negativo, mientras que el 29,5% lo percibe como negativo. Este panorama pesimista para 2024 se atribuye principalmente a la inestabilidad política en España tras la formación del nuevo Gobierno, según explican los profesionales.

A la situación interna se suman las tensiones geopolíticas en áreas como Ucrania, Oriente Próximo y el Mar Rojo, así como un endurecimiento de las políticas monetarias por parte del Banco Central Europeo (BCE). En este sentido, casi el 90% de los economistas concuerdan en que el endurecimiento de las políticas monetarias ejerce un impacto negativo en el crecimiento de España.

Según el 63,5%, una política monetaria más restrictiva tiene un impacto negativo de manera moderada, mientras que para el 24,8% dicho impacto es muy pronunciado. En cuanto a los conflictos y tensiones geopolíticas actuales, el 58,9% opina que «influyen negativamente», y el 31,5% sostiene que «influyen muy negativamente», elevando así la percepción negativa al 90,4% del total de respuestas.

La competitividad, el factor que más afecta a la economía española según los economistas

Según los economistas consultados, el factor que más afecta a la competitividad de la economía española en comparación con los países vecinos es la presión fiscal, seguido por el aumento de los costes salariales y el precio de la energía. Valentín Pich, presidente del CGE, explica que desde 2019 hasta la fecha, la suma de impuestos y cotizaciones sociales ha experimentado un aumento mayor en España que en cualquier otro país de la Unión Europea.

«Aunque desde algunos estamentos se sigue insistiendo en que nuestra presión fiscal sigue siendo algo menor que en la media de países de nuestro entorno, no hay que olvidar que, dado nuestro nivel de desempleo, la abultada economía irregular y de que buena parte de la población obtiene rentas bajas que no tributan, el peso de esta presión fiscal recae en las clases medias», según explicó Valentín Pich.

En relación con las cotizaciones sociales, el presidente del CGE destacó la importancia de «considerar la opción de disminuir las contribuciones a la Seguridad Social. Esto no solo disminuiría el costo laboral, sino que también promovería la generación de empleo y desincentivaría la economía sumergida».

Noticias Relacionadas: