La EBA alerta por la ‘banca en la sombra’ y los proveedores ‘en la nube’

La EBA alerta por la ‘banca en la sombra’ y los proveedores ‘en la nube’

11 mayo, 2022
|
Actualizado: 11 mayo, 2022 16:34
|

 La Autoridad Bancaria Europea, la EBA por sus siglas en inglés, ha mostrado este miércoles su preocupación por el crecimiento de la «banca en la sombra», la actividad de intermediación crediticia o financiación fuera del alcance de la regulación, que no ha dejado de crecer en los últimos años.

El presidente de la EBA, José Manuel Campa, también ha reconocido la inquietud de la institución por la irrupción de los grandes gigantes tecnológicos en actividades como la provisión a los bancos de servicios «en la nube» y la concentración de esta actividad en «muy pocos proveedores».

Además, durante su intervención en el 17 Encuentro de Banca organizado por el IESE y EY, ha recordado que la EBA lleva advirtiendo desde hace siete años sobre el uso de las criptomonedas, en un primer momento para que los bancos no las compraran o recomendaran a sus clientes, pero luego para que los particulares y pequeños inversores fueran conscientes de su volatilidad.

La Autoridad Bancaria Europea, ante el crecimiento de este mercado, ha venido pidiendo que las criptomonedas estén «bien reguladas» y ahora confía en que lo estén gracias a la directiva de Mercados de Criptoactivos, conocidas por las siglas MiCA, que podría ver la luz a finales de año.

«No se trata de matar la innovación sino asegurarse de que se hace de la forma adecuada. Una analogía es la palabra «drug» en inglés, que en español significa droga y medicina. El subyacente es lo mismo, la química, y la clave está en cómo se utiliza», ha puesto de ejemplo Campa para defender el «blockchain», la tecnología que está detrás.

PREVISIONES DE ALZA DE LA MOROSIDAD

En línea con las advertencias del Banco de España, Campa ha vaticinado un previsible aumento de la morosidad de la banca a medida que venzan los periodos de carencia de los créditos concedidos con aval del ICO o algunos clientes empiecen a verse afectados por la ralentización de la economía y el alza de la inflación.

No obstante, ha recordado que tras el estallido de la pandemia, pensó que la morosidad subiría y esto no ha sucedido, no solo por las medidas para aliviar el esfuerzo financiero de los clientes sino porque los bancos han podido seguir vendiendo carteras de préstamos morosos, algo que considera positivo.

Tanto es así que cree que debería haber más mecanismos para que los bancos puedan titulizar sus activos «de forma más eficiente» y en el caso concreto de la venta de carteras de préstamos morosos solo le preocupa que las transferencias se hagan a precios de mercado y que el tratamiento de los deudores sea «adecuado, que no haya agresividad excesiva en el cobro».

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: