PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

Mañueco dice que a los ciudadanos indigna la corrupción de «todos» los partidos

Tudanca acusa al presidente de "no inmutarse" ante casos como la 'Gürtel'

El presidente de la Junta de Castilla y León, Alfonso Fernández Mañueco, evitó hoy responder sobre si la corrupción afecta a la confianza de la ciudadanía tras la sentencia del ‘caso Gúrtel’, mientras que el portavoz socialista, Luis Tudanca, le acusó de “no inmutarse cuando “estaba ahí” en esos momentos.

En el pleno de las Cortes, el portavoz socialista preguntó cómo afecta la reciente sentencia y condena de un exvicepresidente de la Junta, Jesús Merino, a la confianza de la política y el presidente respondió que las personas, entre las que se incluyó, se indignan y rechazan la corrupción cuando afecta a políticos y a todos los partidos, incluido el PSOE.

“Ya sabía yo que no se iba a inmutar”, exclamó Tudanca, que recordó que Fernández Mañueco tenía cargos institucionales y orgánicos en el momento en que Jesús Merino era vicepresidente y después diputado del PP por Segovia, que era también presidente del Comité de Derechos y Garantías del PP, “quien vigilaba”.

En toda su intervención, el socialista acusó a Fernández Mañueco de “no inmutarse” tampoco cuando se denominó a Castilla y León como “Sicilia y León” a raíz de las tramas de las eólicas y de la Perla Negra e incluso advirtió que tampoco se “inmutara” si se condena por el caso Kitchen a excargos populares, donde se refirió al exdirector general dela Policía y actual asesor de la Presidencia, Ignacio Cosidó.

Fernández Mañueco afirmó que la confianza de los ciudadanos huye del “insulto, descalificación y de la política de trinchera”, añadió que también de “ataques populistas a la democracia”, en referencia a la reforma propuesta por PSOE y Podemos de la elección de los jueces”, y de la “política errática económica” del Gobierno.

En esa línea, apostó por trabajar unidos, desde la concordia y el diálogo y el pacto, momento en el que anunció la aprobación del techo de gasto e invitó de nuevo al Tudanca al pacto presupuestario.

Poco antes, el líder socialista ya avanzó que el presidente terminaría su intervención con una oferta de grupo de trabajo o de pacto, que incumplirá, “después mandará a sus portavoces a insultarnos para no asumir ninguna responsabilidad”, donde también afeó que les acusen de utilizar a los muertos de la pandemia.

Finalmente, Tudanca afirmó que le parecía imposible que Fernández Mañueco no se enterara de casos de corrupción, pese a ocupar cargos de responsabilidad, pero concluyó que, tras escucharle, parece posible que no se enterara. “Hoy no tenemos presidente y Castilla y León no se lo puede permitir”.