Programas del sabado
Naturgy se resigna con Géminis

Naturgy se resigna con Géminis

27 febrero, 2024
|
Actualizado: 27 febrero, 2024 17:15
|
PUBLICIDAD

El presidente ejecutivo de Naturgy, Francisco Reynés, ha asegurado que el llamado proyecto Géminis, es decir, la escisión en dos de la multinacional energética, «tiene todo el sentido estratégico», pero ha añadido que «no se dan hoy las condiciones para que se pueda ejecutar», y ha dicho que no está previsto el nombramiento de un consejero delegado.

En una rueda de prensa este martes en Madrid para presentar las cuentas de 2023, Reynés se ha referido así a este proyecto, que dos años después de anunciarse sigue encallado, y a la cúpula de la compañía.

El llamado proyecto Géminis debe llevar teóricamente a Naturgy a dividirse en dos compañías cotizadas, una centrada en las infraestructuras reguladas (transporte y distribución de energía) y otra en los negocios liberalizados, entre ellos el de renovables, pero actualmente sigue sin perspectivas de ejecución.

Por otra parte, a preguntas de los periodistas, Reynés ha comentado que «no hay previsto ningún nombramiento de un consejero delegado» ni ningún cambio en el consejo en la próxima Junta General de Accionistas.

Naturgy da por cerrado el debate del CEO

De esta forma, se ha referido así a la polémica en torno al hipotético nombramiento de un CEO para la empresa energética, después de que se barajara para ese cargo al directivo de Citi Ignacio Gutiérrez-Orrantia en julio de 2023, si bien Naturgy ya dio a entender hace meses que aquel debate había quedado zanjado.

Por otra parte, Reynés también se ha referido a la compra, por parte de Blackrock, de GIP por unos 12.500 millones de dólares, una operación anunciada a mediados de enero que implica que Blackrock es propietario indirecto de un 20,6 % de Naturgy -que es el porcentaje actual en posesión de GIP- y además ostenta un 0,92 % de Naturgy de forma directa.

Reynés ha asegurado que no le corresponde valorar operaciones que impliquen a accionistas de Naturgy, pero que está previsto que la gestión de los activos de infraestructuras siga recayendo en sus socios de GIP, que ya están presentes en el consejo de Naturgy.

El directivo ha rechazado entrar en cuestiones políticas y pronunciarse acerca de qué posición debe adoptar el Gobierno ante esta operación, y ha recordado que Naturgy es una compañía «estratégica» para España por la propia naturaleza de su actividad, entre ella la gasista.

No se ha tratado sobre la sede social

Preguntado por si Naturgy se planteaba devolver a Cataluña la sede social, tal como piden formaciones como Junts, y por contactos al respecto, Reynés se ha limitado a comentar que ese asunto «no es un tema que se haya tratado».

«No se ha vuelto a hablar (de ello)», ha apuntado, para dejar claro que no hay cambios en esta cuestión -Naturgy mantiene su sede en Madrid desde 2017- y ha evitado especular sobre el futuro: «No hablo del futuro».

Noticias Relacionadas: