Programas del sabado
OHLA reduce pérdidas, pero no sale de los números rojos
En la imagen de archivo, el presidente de OHLA, Luis Amodio (i), y su CEO, José Antonio Fernández Gallar (d).

OHLA reduce pérdidas, pero no sale de los números rojos

25 mayo, 2023
|
Actualizado: 26 mayo, 2023 1:20
|
PUBLICIDAD

OHLA perdió 7,8 millones de euros en el primer trimestre del año, lo que supone reducir en un 35 % los números rojos de un año antes, mientras avanza en la venta de su negocio de Servicios, para el que ya ha recibido ofertas indicativas y cuyo proceso espera cerrar a finales de 2023.

La compañía, controlada por los hermanos mexicanos Amodio, ya considera en estas cuentas el negocio de servicios como una actividad interrumpida tras la decisión anunciada en febrero de vender esta línea de actividad, igual que está haciendo Sacyr.

Entre enero y marzo, el resultado bruto de explotación (ebitda) subió casi un 40 % hasta los 20 millones, según las cuentas remitidas por la empresa a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Por su parte, las ventas alcanzaron los 637,5 millones, el 16 % más. En concreto, más del 76 % procedió del exterior. Por mercados, Europa representó el 44,3 % (España alcanzó el 23,9 %), Norteamérica un 38 % y Latinoamérica un 17,4 %.

Las ventas de Construcción crecieron un 15 % hasta los 602 millones, y el ebitda subió un 18 % con 27 millones. La rama Industrial ingresó un 41 % más hasta 28,3 millones y el ebitda volvió a valores positivos con 0,6 millones.

A 31 de marzo, la cartera total contabilizó los 6.381,1 millones, en tanto que la contratación a corto plazo se situó en los 598,3 millones.

OHLA finalizó el trimestre con una posición de liquidez con recurso de 581,1 millones y un endeudamiento de 122,5 millones.

OHLA avanza en las desinversiones para reducir deuda

La compañía sigue centrada en disminuir su apalancamiento con el foco puesto en reducir a medio plazo la deuda financiera bruta por debajo de 2,5x veces el ebitda.

Para ello, avanza en un plan de desinversiones que pasa por vender aquellos activos que no sean estratégicos, es decir, que no afecten ni al negocio de construcción ni de concesiones.

Para 2023 la compañía trabaja en la venta del 100 % del negocio de Servicios, que tiene un ebitda recurrente de unos 15 millones, y para el que ha recibido ofertas indicativas «serias» de distinto perfil, tanto grupos financieros como industriales.

Además, sigue trabajando en la venta de su participación del 25 % en el centro hospitalario de Montreal (CHUM), que también espera cerrar a lo largo del ejercicio.

El proyecto Canalejas en Madrid

Con respecto a la venta del 50 % que mantiene en el proyecto Canalejas en Madrid, cree que es un proceso más difícil dado el porcentaje de participación, con lo que el proceso podría extenderse más allá de 2023.

Con estas desinversiones el grupo busca reducir el apalancamiento y asentar las bases para entrar en beneficios, lo que podría ocurrir a finales de año dependiendo de estas operaciones.

Para lo que no contempla aún fecha es para el reparto de dividendos.

La compañía está centrada en reforzar los márgenes, aumentar su cartera de forma rentable con el foco puesto en las concesiones, especialmente en Latinoamérica y Norteamérica, y no descarta nuevas recompras de bonos con los fondos que pueda obtener de estas desinversiones.

Con respecto a los objetivos que se había marcado para 2023, a todos ellos deberá descontarse la aportación de Servicios, cerca de 15 millones al ebitda, y unos 400 millones a la facturación. 

Noticias Relacionadas: