Un test genómico mejora el tratamiento contra el cáncer de mama HER2 positivo

Un test genómico mejora el tratamiento contra el cáncer de mama HER2 positivoCáncer de mama.

Investigadores del Hospital Clínic-IDIBAPS han validado un test genómico que permite identificar qué pacientes con cáncer de mama HER2 positivo, que representan el 20 % de los tumores mamarios, se pueden tratar con terapias biológicas anti-HER2 sin quimioterapia o con pocas sesiones.

PUBLICIDAD

La investigación, que publica este martes «The Journal of the National Cancer Institute», ha sido coordinada por Aleix Prat, jefe del Servicio de Oncología Médica del Hospital Clínic, y confirma las conclusiones de otro trabajo publicado en 2017 que demostró que un test de 50 genes ayudaba a identificar pacientes con cáncer de mama HER2 + que respondían al tratamiento biológico anti-HER2 sin quimioterapia.

En aquel estudio, según Aleix Prat, en el que participaron 151 pacientes de varios centros españoles, se vio «por primera vez que era posible subdividir la enfermedad HER2 positiva en cuatro subgrupos y que uno de ellos era muy sensible a la terapia biológica anti-HER2, pero la implementación de este test en la práctica clínica diaria requería mucha más evidencia».

En estos últimos 2 años, los investigadores han colaborado con otros centros de EEUU e Italia para analizar tumores de 422 pacientes con cáncer de mama HER2+ que participaron en cinco ensayos clínicos en los que evaluaron terapias biológicas anti-HER2 sin administrar quimioterapia.

PUBLICIDAD

Los resultados de este nuevo trabajo han demostrado por primera vez que el test puede predecir la supervivencia de las pacientes, identificar las enfermas que son ultrasensibles a las terapias anti-HER2 y abrir nuevas perspectivas para su tratamiento.

«El test nos permitirá seleccionar qué pacientes tendrán un beneficio elevado a las terapias anti-HER2 y que podrán recibir menos quimioterapia o, incluso, evitarla. Por otro lado, ayudará a identificar pacientes que ya no tienen el tumor y que no requieren tratamiento quirúrgico ya que ha desaparecido con las terapias anti-HER2», ha concluido Prat. EFE