Iberaval garantizará este año operaciones por 300 millones

Iberaval garantizará este año operaciones por 300 millones

Iberaval prevé formalizar avales por importe superior a los 300 millones de euros durante 2019, “con crecimientos de dobles dígitos”, según afirmó hoy en Burgos su presidente, José Rolando Álvarez, minutos antes del comienzo de la Junta General de Socios. Así, en el ejercicio 2018 formalizó 4.200 avales por un total de cerca de 298 millones de euros, lo que la situó –resaltó- como la sociedad de garantía (SGR) “líder en España”.

PUBLICIDAD

Rolando Álvarez señaló que las previsiones para el presente ejercicio apuntan a que España y Catilla y León “va a seguir creciendo pero de forma más lenta” por lo que previó que se creará menos empleo que en 2018. De ahí, exclamó, la importancia de trasladar a las pymes que con Iberaval “no va a quedar ni un solo proyecto viable sin apoyo”. “Es la posición que en este momento exige la sociedad castellano y leonesa a Iberaval”, apostilló.

En este sentido, destacó que la sociedad de garantía renovó recientemente su convenio de colaboración con entidades financieras presentes en la Comunidad (en total trabaja con 23 bancos y cooperativas de crédito), que le permite cada año a las pymes “acceder a financiación en condiciones muy favorables siempre que se presenten proyectos viables”.

Sin embargo, indicó que a pesar de que 2019 será un año “difícil” será “positivo” para la economía y los ciudadanos de Castilla y León. El presidente de Iberaval sostuvo que “ante las dificultades que va a haber”, España va a seguir creciendo “de forma más lenta” y señaló que se va a ver afectada por las dos citas electorales, la ausencia de Presupuestos Generales del Estado (PGE) y Presupuestos en Castilla y León, así como la “grave incertidumbre” que supone la resolución del ‘brexit’ y que afecta, fundamentalmente, a la industria del sector de automoción de la Comunidad.

PUBLICIDAD

Así, señaló que “cuando la economía funciona sin presupuestos todo se ralentiza y eso es muy malo para la economía”. En cuanto al ‘brexit’, Rolando indicó que es “un desastre auténtico” y aseveró que está afectando “de forma gravísima” al sector del automóvil, además de aventurar que se verán afectadas las exportaciones agrícolas e industriales ya que “en buena parte” van a Reino Unido. “Afectaría seriamente a la economía de Castilla y León porque seríamos menos competitivos”, apostilló, y agregó que es “uno de los elementos que convierten a 2019 en un año bastante inestable”.

Asimismo, el presidente de Iberaval aseguró que la actualidad está marcada por un “cambio de ciclo” que está motivado básicamente, dijo, por la tecnología y por los cambios que está motivando la geopolítica mundial. En este punto, puso como ejemplo la guerra comercial entre China y Estados Unidos, las dificultades de Alemania para crecer, la recesión de Italia o la “caída brutal” de Gran Bretaña con el ‘brexit’.

“El cambio de la tecnología 4.0 está haciendo que las cosas se muevan a una velocidad distinta”, manifestó, y añadió que “la velocidad a la que se está produciendo es realmente sorprendente”. Tras reiterar la “evidencia” de un cambio de ciclo, José Rolando destacó que “las empresas que más invierten en tecnología o en distribución en mercados exteriores les va muy bien” y apeló a que “es el momento de hacerlo”.

En este sentido, expuso que por eso “a veces, cuando las cosas empiezan a ir un poco peor, no mal, es el momento de tratar de encontrar ventajas competitivas” y añadió que para ello, a veces, es “necesario dinero”. De ahí, resaltó, que la financiación sea “un elemento clave” para las empresas. “La inversión es la antesala del empleo”, aseveró. Por ello, apeló a que “es el momento de invertir”.

PUBLICIDAD

Iberaval formalizó 4.200 avales por un total de casi 298 millones de euros durante 2018. La entidad registró un crecimiento en el importe facilitado a pymes, autónomos y emprendedores superior al 17 por ciento con respecto al ejercicio anterior, por encima de la media del sector de las garantías, que facilitó 1.292 millones en total. Rolando señaló que la sociedad de garantía con origen en Castilla y León creció por sexto año consecutivo, y que ya contribuye con su financiación al respaldo de más de 141.000 puestos de trabajo, un 96 por ciento de los cuales tienen carácter fijo.

En total, Iberaval concedió 4.219 avales a lo largo del pasado año. De ellos, 2.319 fueron financieros –ante entidades financieras- por un valor de casi 248 millones de euros, y otros 1.900 técnicos –ante las administraciones, fundamentalmente-, por 40 millones de euros. Con respecto al volumen histórico de actividad acumulado, la sociedad de garantía cerró 2018 con un riesgo vivo, que es el importe prestado a pymes pendiente de devolución, de 761 millones de euros, con un avance del 13 por ciento.

La SGR con origen en Castilla y León es la segunda que mayor riesgo vivo acumula en España, a partir de más de 14.000 avales en vigor. En este ámbito, Iberaval también gana terreno, expuso, dado que ya representa la sexta parte (18,3) del total del Sistema Nacional de Garantías (4.150 millones).

Todo ello, en un contexto en el que la solvencia de la entidad, aseguró, “sigue muy por encima de los requisitos que plantea el Banco de España”, concretamente en el 14,1 por ciento, seis puntos más que la pauta que marca el regulador. La tasa de morosidad, mientras tanto, se situó en el 3,8 por ciento. Hasta la fecha, Iberaval financió 183.000 operaciones por más de 4.700 millones de euros.

En lo referido al número de socios, la SGR cerró 2018 con más de 27.300 asociados (pymes, autónomos y emprendedores) -entre los que se encuentran 128 socios institucionales-, tras incorporarse otros 1.340. De esta forma, Iberaval es también “líder” en ese ranking, con más del 20 por ciento del total de asociados en España, y “muy por delante” del resto de sociedades de garantía.

Con respecto al destino de las operaciones, el mayor volumen financiado se dirigió, durante 2018, a afrontar necesidades de circulante, con el 54,6 por ciento, frente al 45,4 por ciento de las referidas a inversión. Asimismo, durante el año pasado, decreció el peso de las micropymes en la actividad de Iberaval, aunque éstas supusieron el 63 por ciento del total de operaciones formalizadas, frente al 37 por ciento que protagonizó la pequeña y la mediana empresa.

El importe medio de los préstamos y créditos avalados por Iberaval volvió a situarse en el entorno de los 107.000 euros, y el plazo medio de devolución permaneció, igualmente, próximo a los seis años. En cuanto a los sectores, el de los servicios ganó terreno, ya que supuso el 31,7 por ciento en la actividad de Iberaval, muy por delante del comercio, que alcanzó el 18,5 por ciento. Estos dos ámbitos productivos representan ya más de la mitad de toda la acción financiadora de Iberaval. A continuación, se situaron Construcción e Industria, con el 17,7 y el 16,4 por ciento respectivamente

El presidente de Iberaval subrayó que Castilla y León es “el mejor territorio de España para obtener financiación” y aplaudió el apoyo de la Junta durante esta legislatura, que lo tildó de “histórico” ya que destinó más de 20 millones de euros a subvencionar tipos de interés de empresas de Iberaval en estos cuatro últimos años.

La colaboración público-privada es uno de los puntos fuertes de la actividad que desarrolla Iberaval, que también cuenta con el reaval de la Compañía Española de Reafianzamiento (CERSA) y con el respaldo de la Agencia de Desarrollo Económico de La Rioja (ADER).

La Junta General de Socios fue inaugurada por el presidente de Confederación de Organizaciones Empresariales de Castilla y León y vicepresidente de Cepyme, Santiago Aparicio. Dicho encuentro, en cuyo desarrollo intervino el presidente de Iberaval, José Rolando Álvarez, fue clausurado por el viceconsejero de Economía y Competitividad, Carlos Martín Tobalina.