Hacienda impondrá un tipo mínimo en Sucesiones para atacar a Madrid y Canarias

Hacienda impondrá un tipo mínimo en Sucesiones para atacar a Madrid y CanariasMaría Jesús Montero Cuadrado, ministra de Hacienda

El Gobierno de Pedro Sánchez, a través de la ministra de Hacienda, María Jesús Montero Cuadrado, da un nuevo hachazo a los contribuyentes que hereden. Se trata de la implantación de un tipo mínimo a nivel nacional para evitar las bonificaciones fiscales de las CC AA.

PUBLICIDAD

El Gobierno de Sánchez, que ha asegurado que la recentralización es negativa y un paso atrás en su modelo federal, impondrá a las CC AA un tipo mínimo en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que actualmente se encuentra en el 0%. Se trata de un impuesto cedido a las CC AA, pero dependiendo de los tipos fijados a nivel nacional.

La maniobra ataca directamente a Madrid, Canarias y a las CC AA que tengan una elevada bonificación fiscal para los herederos. Montero Cuadrado no es nueva en esta batalla entre un Gobierno y los contribuyentes, más cuando proviene de Andalucía, la CC AA que registra un mayor número de renuncias a la herencia por el elevado impuesto, que dejaba sin propiedades a las familias.

María Jesús Montero Cuadrado, nueva ministra de Hacienda con el Gobierno de Pedro Sánchez, no es ajena a los hachazos fiscales. Sus recetas son bien conocidas por los andaluces que han heredado con ella al frente de los impuestos en Andalucía ya que pagan hasta 100 veces más que un madrileño por este tributo. Montero Cuadrado es una fiel defensora de este impuesto que pone de manifiesto que los españoles no somos iguales ante la ley. En materia tributaria existen territorios en los que vivir se ha convertido en un infierno fiscal y en Andalucía es uno de ellos. Ahora el PSOE podrá volver a convertir a España en una caldera en caso de aplicarse las mismas medidas que llevan en su programa y en sus Presupuestos alternativos.

PUBLICIDAD

La propuesta del Gobierno se realizará en el Consejo de Política Fiscal, sin que Pedro Sánchez lo haya anunciado en sus planes de Gobierno expresamente en el Congreso de los Diputados. La medida contentará a Valencia, Castilla-La Mancha y como no a Andalucía, que ha tenido que aplicar una rebaja en el impuesto por la presión ciudadana.

Tocar el tipo mínimo abrirá una guerra contra las CC AA del PP

Madrid y Canarias tienen los tipos más bajos posibles de este impuesto debido a una mejor gestión del dinero público. La bonificación es del 100% en ambos casos, con ciertos límites que no alcanzaría una familia de clase media. Estas CC AA darán batalla en este consejo, junto a Galicia y Murcia, gobernadas por el PP. En cambio, el impuesto registra los tipos más elevados en las CC AA gobernadas por el PSOE, que acusan a su vez a Madrid de realizar el llamado «dumping fiscal», y consideran un agravio que puedan bonificar este impuesto hasta en el 100% del importe.

Tras las protestas de miles de contribuyentes, Andalucía, con Montero Cuadrado en su Consejería, tuvo que bajar el impuesto, junto a  Extremadura y Aragón. Hasta ahora, la ley estatal no establece un mínimo para todas las CC AA, un hecho al que se ha opuesto el PSOE en repetidas ocasiones. De fijar un límite, las CC AA que ahora bonifican el impuesto en casi un 100% podrían mantener los límites, pero los herederos tendrían que pagar el porcentaje mínimo. No es descartable este escenario, más siguiendo la receta de Andalucía.

En este año, el PSOE andaluz, con Moreno Cuadrado en la Consejería de Hacienda, ha modificado el pago de este impuesto tras las presiones de Ciudadanos. En este caso, los familiares directos no abonan el impuesto siempre y cuando perciban menos de un millón de euros. La rebaja se produjo justo después de que las criticas arreciaran debido a la quiebra de familias en Andalucía que no podían hacer frente al pago de este tributo sin perder la herencia.

PUBLICIDAD

Un andaluz pagaba 100 veces más que un madrileño por la misma herencia

Las Comunidades Autónomas tienen cedidas la gestión del impuesto de Sucesiones, por lo que pueden mover libremente los mínimos exentos y las tarifas aplicables en cada uno de los tramos, así como fijar éstos. De esta forma, este impuesto deja arruinadas a miles de familias en Andalucía, mientras que los herederos en Madrid estarían a salvo de pagarlo al tener una bonificación de casi el 100%.

Como ejemplo gráfico y numérico, una herencia de 800.000 euros, con un valor de la vivienda de 200.000, pagará en Andalucía la friolera de 164.049,35 euros, es decir, casi el 20% del total del patrimonio. En el caso de Madrid, por esta misma herencia pagará un total de 1.640 euros, 100 veces menos, mientras que en Canarias apenas abonará el impuesto, ya que pagará 1.200 veces más el andaluz.