El PDeCAT, CDC y ERC, se negó a firmar el pacto contra el terrorismo yihadista

El PDeCAT, CDC y ERC, se negó a firmar el pacto contra el terrorismo yihadistaCarles Puigdemont, Oriol Junqueras y Jordi Turull./EFE

El PDeCAT, formado por los antiguos convergentes del imputado Jordi Pujol, hoy PDC, y los republicanos de ERC, que gobiernan Cataluña en la actualidad, se negaron en noviembre de 2015 a firmar el pacto cotra el terrorismo yihadista, que este jueves ha golpeado salvajemente a Barcelona con el resultado de 13 muertos y 100 heridos, 15 de ellos al borde la muerte.

PUBLICIDAD

PP, PSOE, Ciudadanos, UPyD, Unió, PAR, CC, Foro Asturias y UPN fueron los  nueve partidos que firmaron el pacto contra el terrorismo yihadista. El PDeCAT, formado por la antigua Convergencia de Jordi Pujol y los republicanos de ERC, que hoy gobierna Cataluña, se negaron. El 17 de agosto de 2017 han muerto 13 personas y 100 han resultados heridas, 15 de ellas muy graves, por un atentando yihadista en Las Ramblas de Basrcelona.

El Ministerio del Interior fue el escenario el 26 de noviembre de 2017 de la firma de los nuevos partidos que suscribieron el pacto contra el terrorismo yihadistas.

A la firma asistieron, además del ministro del Ministro del Interior que por aquel entoncesera Jorge Fernández Díaz, Rafael Hernando (PP), Antonio Hernando (PSOE), Albert Rivera (C’s), Josep Sánchez Llibre (UDC), Andrés Herzog (UPyD), Ana Oramas (CC), Carlos Salvador (UPN), Arturo Aliaga (PAR) y Cristina Coto (Foro), así como Rafael Mayoral (Podemos) en calidad de observador.

PUBLICIDAD

Todos ellos trasladaron a las fuerzas de seguridad, a los servicios de inteligencia y a jueces y fiscales su apoyo y reconocimiento a la labor que desarrollan en la lucha antiterrorista.

«Cuantos más seamos, mejor», enfatizó el ministro en una comparecencia de prensa posterior, en la que ha insistido: «Juntos somos más fuertes», sobre todo cuando se trata de una amenaza a todos, al presente y al futuro, de un riesgo «muy real» a toda la comunidad de la que nadie está exento.

IU  rehusó a suscribir el pacto por creer que es «el consenso del miedo», que servirá para recortar libertades y derechos, mientras que Podemos prefirió estar sólo en calidad de observador.

Ni CDC y ni ERC, hoy PDeCAT, ni el PNV ni, por supuesto, IU, Amaiur, BNG, Compromis…firmaron el pacto contra el terrorismo yihadista que hoy ha dejado 13 muertos y más de 100 heridos, 15 de ellos muy graves, en Barcerlona

Tampoco el PNV lo firmó por creer que consagra la cadena perpetua y la excepcionalidad y, aunque reiteró su compromiso contra todo tipo de terrorismo, reclamó que además de fotos y escenificaciones en periodo electoral se acompañara de hechos y decisiones contra esta lacra.

PUBLICIDAD

Convergencia Democrática de Catalunya (CDC), antes lidera por Jordi Pujol y Artur Mas, y ahora, como PDL, por Carles Puigdemont, reprocchó que no le llamaran para la firma, lo que, según su cabeza de lista en las elecciones generales de 2015, Francesc Homs, demuestraba el «uso partidista» del terrorismo que hace el PP.

Geroa Bai, relacionada con el entorno de ETA, tampoco fue invitada a participar, según su portavoz en el Parlamento de Navarra y candidato al Congreso, Koldo Martínez, quien criticó el «desprecio» con el que en su opinión están actuando los promotores del pacto antiyihadista.

De los partidos con representación parlamentaria en esa legislatura faltaron también ERC, Amaiur, Compromís y BNG, es decir, además de los nacionalistas no firmaron el pacto contra el terrorismo yihadista, todos los partidos de la izquierda radical, que siempre ha hecho guiños o han mostrado con la boca pequeña su condena al terrorismo de ETA.

El problema es que dos de los particios que se negaron a firmar el pacto contra el terrorismo yihadista, la antigua CDC y ERC, forman hoy el PDeCAT, el partido que gobierna Cataluña en este trágico 17 de agosto. Barcelona ha sufrido un ataque yihadista, reivindicado por el Estado Islámico, con al menos 13 muertos y 100 heridos, 15 de ellos en estado muy grave y por los que se teme su vida.