Podemos se queja de un escrache en Valencia y pide ayuda a la Policía

Podemos se queja de un escrache en Valencia y pide ayuda a la Policía
Economía
  • Administración
  • Fiscal
  • Macroeconomía
  • Mundo
  • Política
  • Podemos ha denunciado que durante un momento de la procesión cívica de la Senyera en Valencia algunos miembros de su formación han sido rodeados por el público, que les ha insultado, lanzado escupitajos e intentado agredir y que han impedido que pudieran concluir el recorrido hasta el Ayuntamiento.

    PUBLICIDAD

    El diputado autonómico César Jiménez ha relatado a EFE que varios policías les ha tenido que escoltar para protegerlos y, aunque no ha llegado a producirse ninguna agresión, ha asegurado que han recibido insultos y escupitajos y ha mostrado su malestar por “no haber podido ejercer el derecho a acabar la procesión”.

    Jiménez ha asegurado que como no ha llegado a haber ninguna agresión, no lo van a denunciar ante las autoridades y se quedará en una “denuncia pública”, pero ha añadido que publicarán las imágenes que tienen grabadas de lo que ha sucedido.

    Estas declaraciones se prodcuen después de que el líder de la  formación morada, Pablo Iglesias, criticase fuertemente la actuación policial durante el 1-O y después de decir que “los escraches son jarabe democrático de los de abajo”. LO que demuestra una vez más la doble vara de medir podemita.

    PUBLICIDAD

     

    PUBLICIDAD

    Ha relatado que el incidente se ha producido cuando la procesión encaminaba el regreso del Parterre al Ayuntamiento tras la ofrenda floral a la ante la estatua ecuestre de Jaime I cuando un centenar de miembros de Podemos, reconocibles porque llevaban banderas y una pancarta, se han visto rodeados y no les dejaban avanzar.

    “Hemos sido rodeados por el público, no creo que fuera nada organizado pero no nos dejaban pasar y nos insultaban”, ha indicado y ha agregado que la policía les ha tenido que sacar por una calle paralela y ese cordón también ha sido un impedimento para poder reincorporarse a la procesión en el interior de la zona vallada.

    Jiménez ha lamentado que no han podido “ejercer el derecho” de acabar el recorrido de la Senyera y ha hecho hincapié en que tienen “una ideología” y “una afiliación a un partido” pero eso no debe impedir su participación en la procesión cívica.

    Ha explicado que llevaban banderas y una pancarta reivindicativa “por los derechos, la cultura y un nuevo país, nada ofensivo para nadie”.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®