Programas del domingo
Pedro Sánchez amaga con irse tras abrir un juez diligencias contra su mujer, Begoña Gómez
El presidente español, Pedro Sánchez (i), y su esposa María Begoña Gómez (d), descienden del avión oficial español a su llegada a La Habana (Cuba) en 2018 en uno de sus primeros viajes tras ser elegido presidente del Gobierno por moción de censura contra Mariano Rajoy.

Pedro Sánchez amaga con irse tras abrir un juez diligencias contra su mujer, Begoña Gómez

24 abril, 2024
|
Actualizado: 25 abril, 2024 0:07
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, presionado por la actividad empresarial de su mujer, Begoña Gómez, después de que un juzgado de Madrid haya abierto diligencias de investigación contra ella por la supuesta comisión de delitos de tráfico de influencias y corrupción en los negocios tras la denuncia de Manos Limpias, intenta ganarse el favor de la ciudadanía con un amago de dimisión por partes que durará hasta el próximo lunes.

Todo empieza con una carta «a los españoles» donde asegura que ha decidido cancelar unos días su agenda pública para reflexionar si renuncia o no a la jefatura del Ejecutivo tras la denuncia contra su esposa, Begoña Gómez, y comunicará su decisión en una comparecencia el próximo lunes, 29 de abril.

En esa misiva al público en general que Sánchez ha hecho pública a través de la red social X, el presidente del Gobierno PSOE-Sumar califica de lamentable el ataque “sin precedentes” contra su esposa, del que acusa a Alberto Núñez Feijóo y Santiago Abascal de ser “colaboradores necesarios”, y se pregunta si merece la pena seguir soportando esta situación.

Una pregunta a la que se responde asegurando que no lo sabe y, por ello, señala que necesita “parar y reflexionar” con su esposa.

Pedro Sánchez dice que no tiene apego al poder, pero en 2018 llegó a la presidencia del Gobierno por una moción de censura tras perder las elecciones, y en 2023 volvió a perder las elecciones, pero sigue de presidente del Gobierno por sus cesiones a los independentistas y a los proetarras de EH Bildu por un puñado de votos

“Me urge responderme a la pregunta de si merece la pena, pese al fango en el que la derecha y la ultraderecha pretenden convertir la política, si debo continuar al frente del Gobierno o renunciar a este alto honor”, añade Sánchez, que se olvida que el origen de toda esta polarización la generó él con su famoso muro de las dos España y sus pactos con independentistas y proetarras tras perder unas elecciones generales donde la mayoría de los españoles no le concedieron el favor del voto –120 diputados del PSOE, frente a 137 del PP-.

Subraya en la misma carta que “a pesar de la caricatura” que la derecha y la ultraderecha política y mediática han tratado de hacer de él, nunca ha tenido apego al cargo, pero sí al deber, al compromiso político y al servicio público. Sánchez aquí olvida que llegó al cargo tras perder unas elecciones generales con mucha diferencia con el PP de Mariano Rajoy, que consiguió 156 diputados, 59 más que los 97 del PSOE de Sánchez, y que se ha aferrado al poder desde entonces cediendo más en cada uno de los gobierno que ha formado, como es el caso extremo del último, con amnistía a un prófugo de la Justicia española por siete votos que le hacía falta para seguir en la poltrona de la Moncloa.

No son pocos los españoles que dan por hecho la continuidad de Pedro Sánchez como presidente del Gobierno y que todo es un paripé para desviar el caso Begoña Gómez, ahora en fase preliminar de investigación judicial, presentándose como victima de la ultraderecha

Pero Pedro Sánchez dice en su carta a la ciudadanía que seguirá trabajando, pero que cancela su agenda pública unos días para poder reflexionar y decidir qué camino tomar y que será el próximo lunes cuando protagonizará una comparecencia en la que dará a conocer su decisión, aunque no son pocos los españoles que dan por hecho su continuidad y que todo es un paripé para desviar el caso Begoña Gómez, ahora en fase preliminar de investigación judicial.

Sánchez dice que se da cinco días para decidir porque la gravedad de los ataques que están sufriendo tanto él como su esposa merecen una respuesta sosegada.

Como no acusa a Manos Limpias de “organización ultraderechista llamada Manos Limpias” y asegura que su esposa defenderá su honorabilidad y colaborará con la Justicia en todo lo que se la requiera para esclarecer “unos hechos tan escandalosos en apariencia como inexistentes”.

Esa denuncia añade que se fundamenta en “supuestas informaciones de una constelación de cabeceras ultraconservadoras” y que, tras su publicación, Begoña Gómez ha emprendido acciones legales para que esos mismos digitales rectifiquen lo que son noticias “espurias”.

Lamenta que esta estrategia “de acoso y derribo por tierra, mar y aire” lleve meses perpetrándose y por ello no le sorprende la “sobreactuación” de los lideres del PP y Vox.

“Es tan grave como burdo”

“En este atropello tan grave como burdos ambos son colaboradores necesarios junto a una galaxia digital ultraderechista y la organización Manos Limpias”, añade antes de recordar que fue el propio líder del PP quien denunció el caso ante la Oficina de Conflicto de Intereses, que archivó la actuación. Aquí miente Sánchez, porque el PP no denunció a Begoña Gómez si no a él mismo por estar presente en votaciones del Consejo de Ministros en votaciones que afectaba a empresas supuestamente vinculadas a su mujer, Begoña Gómez. Al mismo tiempo hay que recordar que la Oficina de Conflicto de Intereses depende del propio Gobierno que nombra a sus responsables.

Lamenta que esta estrategia “de acoso y derribo por tierra, mar y aire” lleve meses perpetrándose y por ello no le sorprende la “sobreactuación” de los lideres del PP y Vox.

Pedro Sánchez acusa a la «galaxia digital ultradercista» de estar detrás de la denuncia a Begoña Gómez

“En este atropello tan grave como burdos ambos son colaboradores necesarios junto a una galaxia digital ultraderechista y la organización Manos Limpias”, añade antes de recordar que fue el propio líder del PP quien denunció el caso ante la Oficina de Conflicto de Intereses, que archivó la actuación.

Para Sánchez, después de impulsar el PP una comisión de investigación en el Senado, faltaba la judicialización del caso, y eso es lo que dice que ha ocurrido con el paso de la denuncia.

Cree que lo que intentan es hacerle desfallecer en lo político y en lo personal atacando a su esposa.

“No soy un ingenuo. Soy consciente de que denuncian a Begoña no porque haya hecho algo ilegal, pues ellos saben que no hay caso, sino por ser mi esposa”, apostilla, en esta carta donde intenta ganarse el favor de la ciudadania presentándose como víctima de un complot intergaláctico de lo que el denomina la «ultraderecha».

Noticias Relacionadas: