El Wall Street Journal se hace eco del éxito de Inditex

El Wall Street Journal se hace eco del éxito de InditexPablo Isla, presidente de Inditex
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Inditex se ha convertido en un referente mundial a nivel empresarial en todo el mundo. El Wall Street Journal, uno de los más prestigiosos diarios económicos, se hace eco de esta historia de éxito.

    PUBLICIDAD

    Inditex es el referente mundial en el sector textil. El beneplácito de los consumidores avalan su presencia en 93 países con la idea de ser el primero en ofrecer las tendencias de los cada vez más exigentes clientes.

    El reportaje del Wall Street Journal pone el foco precisamente en la rapidez de Inditex para adaptarse a las nuevas novedades del mercado, y para ello hay que estar muy atento a lo que piden los clientes. Un claro ejemplo es el nuevo abrigo de Zara que está causando furor en Nueva York.

    El abrigo, en negro y de cuello alto, cierra ahora con una hebilla de metal. La tienda en Nueva York afirma al diario que “los clientes pidieron accesorios de metal para esta temporada“. El cliente, como el mercado, es soberano. Así, Inditex se pone manos a la obra en el diseño y tarda tan solo 25 días en presentar el producto perfectamente acabado, un ritmo frenético que pocas empresas podrían seguir.

    PUBLICIDAD

    El diseño se realiza en el taller de España, y se envía después a la tienda de Manhattan. Para fabricarlo trabajan una diseñadora y un patronista desde España, en el cuartel general de Inditex en Arteixo, Galicia. En solo cinco días se crea el prototipo, basado en las peticiones que realizan los clientes en las tiendas, unas exigencias que se envían a través de los gerentes.

    Las prendas de Inditex están listas en solo 25 días

    Después de esta lluvia de ideas, una segunda diseñadora de patrones junto con cortadores y costureros trabajan durante 13 días para confeccionar las primeras 8.000 unidades del abrigo. Durante la semana siguiente, las prendas están planchadas, etiquetadas, revisadas por las inspecciones de calidad y enviadas a Zaragoza, donde parten al aeropuerto de Barcelona.

    Tras estos intensos 25 días, los abrigos negros de cuello alto y hebilla metálica están en la tienda de la Quinta Avenida, disponibles para los clientes.

    Esta capacidad de respuesta de Zara es la que trae de cabeza a toda la competencia, y que trata de imitar este modelo de éxito, con más de 7.000 locales en 93 países y una facturación de 20.900 millones de euros en el último año.

    PUBLICIDAD

    La competencia trata de imitar, pero no tienen los medios

    Tal es la estructura de Inditex que los competidores solo pueden acercarse a imitarla. “Sencillamente no tienen una organización establecida para reaccionar rápidamente a lo que está en tendencia”, remarca Liz Dunn, fundadora de Talmage Advisors, una consultora de la industria minorista. “Ofrece diseños que otros no tienen”, matiza Anne Critchlow, analista de Société Générale.

    “No hay que pensar en Zara como una marca, sino como un camaleón muy ágil que se adapta a las tendencias de la moda en forma instantánea”, asegura Critchlow.

    Este abrigo femenino es una de las más de 50 prendas enviadas a la tienda de la Quinta Avenida durante el último trimestre de 2016. Las tiendas se encargan de realizar los pedidos, una vez que la ropa comienza a escasear en las estanterías, eso sí con un límite de 25.000 abrigos, para dar exclusividad a sus clientes.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®