La mano de Soraya Saénz de Santamaría, detrás del fin del consejo asesor de Endesa en Cataluña

La mano de Soraya Saénz de Santamaría, detrás del fin del consejo asesor de Endesa en Cataluña
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • El Gobierno no veía con buenos ojos que el consejo de asesores de Endesa en Cataluña estuviera plagado de independentistas. La eléctrica reaccionó cerrándolos todos a finales de julio.

    PUBLICIDAD

    El consejo de administración de Endesa decidió suprimir los cinco consejos asesores territoriales -Canarias, Andalucía, Cataluña, Aragón y Baleares- con los que contaba desde hace años en los territorios de implantación histórica de la compañía.

    Endesa justificó esta decisión al considerar que estos consejos habían dejado de tener sentido en la situación actual, según han indicado las mismas fuentes, que han dicho que la posibilidad de eliminarlos se venía viendo desde hace tiempo.

    Los consejos asesores territoriales de Endesa eran organismos de carácter consultivo y su función histórica era representar a cada uno de los territorios, algo que, a juicio de la dirección de la empresa, ha perdido sentido en un mundo en que la gestión es más global, aunque el negocio de Endesa queda reducido prácticamente a esos territorios tras el expolio que la empresa pública italiana Enel, su principal accionista, hizo de la chilena Enel.

    PUBLICIDAD

    Políticos, sindicalistas, empresarios…todos en la nómina de Endesa

    La existencia de los consejos territoriales de la compañía eléctrica se remonta a unos 25 ó 30 años, y sus integrantes eran elegidos por el consejo de administración mayoritariamente entre políticos, sindicalistas, y profesionales y empresarios que tuvueran influencia política y econíomica en esas zonas del negocio de Endesa.

    Llamaba sobre todo la atención el consejo asesor de Endesa en Cataluña, que estaba plagado de independentistas, enttre los que se encontraban nombres tan conocidos como el diputado de Junts pel si Germà Bel o Carles Sumarroca, un empresario hecho, más que asimismo, por los los múltiples contratos conseguidos en la época de Jordi Pujol en la Generalitat.

    El Gobierno de Mariano Rajoy, que encargó a Soraya de Sáenz de Santamaría todo el asunto catalán, no estaba nada de acuerdo con esta situación y se lo hizo saber a Endesa. La eléctrica, presidida por Borja Prado y Colón de Carvajal, que obtiene una alta rentabilidad en un sectores regulados como la electricidad y el gas, que dependen de la legislación del Gobierno, accedió a esa petición. Pero calro, no podía cerrá sólo el consejo asesor de Cataluna porque hubiera sido víctima propicia de los separatistas catalanes y hubiera sufrido un grave boicot en uno de sus principales mercados nacioales.

    Por ello, ha cortado por lo sano y ha acabado con sus cinco consejos asesores territoriales en sus cinco principales mercados españoles. La globalidad de los negocios de Endesa, tras el expolio de Enel, ha quedado reducida a la Península Ibérica, una mala excusa para cerrar esas consejos territoriales.

    PUBLICIDAD

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®