España, el país del mundo más restrictivo en autoconsumo eléctrico

España, el país del mundo más restrictivo en autoconsumo eléctrico

España es la que más limita el autoconsumo energético, según asegura la Fundación Renovables, que acusa al Gobierno no solo de ir contra este tipo de energías sino que tampoco permite en la actualidad su instalación.

PUBLICIDAD

El vicepresidente de la Fundación Renovables, Fernando Ferrando, ha afirmado hoy que España es el país más restrictivo del mundo con el autoconsumo energético, pues la potencia instalada en los últimos tres años en el mundo ha crecido un 10%, mientras en España prácticamente no ha habido variación.

Ferrando ha subrayado, con motivo de las jornadas “La ciudad como escenario del cambio de modelo energético” que se ha celebrado en Málaga, que “la realidad” es que ni EEUU, la Unión Europea, América Latina, los países árabes, China o India están haciendo lo que el Gobierno español respecto a las renovables.

Ha destacado que el Ejecutivo no solo ha ido contra este tipo de energías sino que tampoco permite en la actualidad su instalación -sobre todo respecto al autoconsumo-, y ha recordado que el próximo 17 de mayo hay una subasta destinada a encarecer los costes de generación en vez de reducirlos.

PUBLICIDAD

El Gobierno, contra el autoconsumo

“Esto es un sinsentido”, ha opinado, pues “no se entiende” la actitud del Gobierno, ya que la mayoría parlamentaria ha apostado por el autoconsumo, cerrar las centrales de carbón o reducir el número de instalaciones nucleares.

Con ironía, Ferrando se pregunta si todo el mundo estará equivocado y no serán el ministro Nadal y el ejecutivo del PP quienes tienen razón al respecto.

“Cuando hablamos de favorecer las energías renovables no es por criterios medioambientales únicamente, se ha demostrado en todo el mundo que han reflejado costos inferiores a cualquier otro tipo de tecnología”, ha proseguido, por lo que para él las decisiones del Estado no responden a una cuestión económica sino de “prepotencia”.

Ferrando ha explicado que la mayoría de los organismos -como la UE- dependen de un único vector energético, eficiente y de “emisiones 0” que es la electricidad, que se usa para todo, por lo que su fundación defiende que se produzca por tecnologías renovables.

PUBLICIDAD

Reducir la dependencia de los combustibles

Para ello ha abogado por usar aparatos de menos consumo, como la calefacción por bomba de calor, los vehículos eléctricos o la energía solar, que reduciría la dependencia de los combustibles si la legislación española se adecuara al nivel de la UE y los países desarrollados y permitiera que cada uno generase la suya propia.

“Estamos hablando de utilizar lo que hoy es comercialmente disponible” para que las emisiones urbanas desaparezcan, algo en lo que las ciudades pueden contribuir si reducen los consumos en la edificación y el transporte, y avanzan hacia una estructura peatonal pensada en los habitantes y no en el turismo, ha precisado.