Los falsos comerciales de Gas Natural Fenosa, también por Semana Santa

Los falsos comerciales de Gas Natural Fenosa, también por Semana SantaSede de Gas Natural Fenosa

Las comercializadoras de la luz no descansan ni en Semana Santa, cuando muchos trabajadores se han ido a disfrutar estos días fuera de la vivienda. No obstante, en Cataluña aún están arañando el último día laborable.

PUBLICIDAD

En Cataluña, el Jueves Santo no es festivo, como ocurre en el resto de España, en su lugar sí es festivo el Lunes de Pascua, laborable en el resto del país. Varios comerciales están peinando los municipios colindantes a Barcelona durante esta jornada.

La llamada al telefonillo se produce a las 15:00 horas, en la hora de la siesta o casi acabando de comer. La excusa que ponen estos comerciales es “un error en la lectura de los contadores”, es decir, la compañía distribuidora está ofreciendo datos inexactos “desde hace meses”. Así lo explica una joven comercial muy bien vestida a un vecino.

Esta comercial carece de acreditación alguna, por lo que el vecino ya sospecha de las intenciones, más cuando es la quinta vez en las últimas dos semanas que aparecen estos comerciales por la zona. Asimismo, no va sola por las casas, sino acompañada por otra joven que dice a otra vecina ser también de Gas Natural Fenosa, pese a carecer también de la correspondiente acreditación.

PUBLICIDAD

Lo segundo que hace sospechar a los vecinos del municipio a los que han llamado estas dos comerciales es que se presentan en nombre de una comercializadora que nada tiene que ver con la distribuidora ni con la propia compañía que les envía las facturas. Una mentira cazada nada más empezar la conversación.

La comercial asegura que la lectura del contador es errónea desde hace meses, pese a que los vecinos no tienen constancia al respecto en las facturas, ni tampoco por ninguna otra vía de la empresa eléctrica.

Una vez cazada, la comercial intenta por último pedir la factura de la luz para tener constancia del contrato de la luz del cliente y acceder a datos personales, como el CUPS -el código más codiciado por estos comerciales sin escrúpulos- e incluso a los datos de consumo y potencia.

A través de este trabajo sucio, las eléctricas cambian los contratos sin permiso de los clientes, provocando así fuertes sanciones por parte de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia, como les ha ocurrido a las grandes comercializadoras de Endesa, Iberdrola y Gas Natural Fenosa.

PUBLICIDAD

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®