Los petroleras acusan al Gobierno de Sánchez de socavar y restringir la libertad de consumidores y empresas

Los petroleras acusan al Gobierno de Sánchez de socavar y restringir la libertad de consumidores y empresasTeresa Ribera, ministra para la Transición Ecológica. | Efe

El presidente de la Asociación Española de Operadores Petrolíferos (AOP), Luis Aires, ha dicho hoy que prohibir la matriculación y venta de vehículos de combustión e híbridos en 2040 “no es una medida sensata” porque crea una “incertidumbre innecesaria” y puede reducir la competitividad y socavar la libertad de consumidores y empresas.

PUBLICIDAD

Aires, durante su intervención en el acto del 25 aniversario de la asociación, ha dicho que las empresas que integran la AOP son valientes, como prueba que entre 2008 y 2012, en plena crisis económica, invirtieron 8.000 millones de euros en refinerías para reducir sus emisiones.

El también presidente de BP España ha añadido que son valientes, pero también “sensatos”, y ha criticado una de las medidas del anteproyecto de ley de Cambio Climático y Transición Energética, la prohibición de matricular coches con motores de combustión e híbridos a partir de 2040.

Ha afirmado que esta medida, además de no ser sensata, socava los principios de libertad y progresos que han caracterizado el desarrollo del sector y restringe la libertad de consumidores y empresas.

PUBLICIDAD

En opinión de la AOP, esa prohibición crea una “incertidumbre innecesaria” y puede reducir la competitividad de sectores, como el de la automoción, poniendo en riesgo el empleo.

Aires ha recordado que la venta de vehículos diésel ya se está viendo afectada, al tiempo que ha recordado que de los 23 millones de automóviles del parque español sólo 25.000 son eléctricos puros.

Ha indicado que la prohibición contenida en el anteproyecto puede retrasar decisiones de compra, incluido provocar un retraso en la compra de vehículos de combustión más eficientes que los que circulan actualmente, con el consiguiente aumento de las emisiones de gases de efecto invernadero.

Luis Aires ha indicado que a ello hay que añadir que, a partir de 2050, esa prohibición puede crear problemas con ciudadanos procedentes de otros países de la UE que quieran venir con sus vehículos y que en sus naciones de origen no tengan prohibida la circulación con vehículos de ese tipo.

PUBLICIDAD

El presidente de la AOP ha afirmado que la prohibición va en contra del “progreso eficiente”, al apostar por una “tecnología no madura”, como la eléctrica, y no dejar que compitan otras.

También ha dicho que sería necesario incentivar la compra de vehículos nuevos, pues el 60 % del parque automovilístico español tiene más de diez años y en su antigüedad radica gran parte del problema de las emisiones.

Aires también ha criticado la obligatoriedad para que determinadas estaciones de servicio instalen puntos de recarga de vehículos eléctricos, con sanciones de hasta 30 millones de euros por instalación a los que incumplan.

Ha afirmado que obligar a hacer inversiones de forma coercitiva no respeta el principio de libertad de empresa y, además, existe el riesgo de que esas inversiones no se amorticen con la aparición de nuevas tecnologías.

Luis Aires ha recordado como las primas a las energías renovables generaron un déficit de tarifa eléctrico al introducirlas cuando no eran competitivas

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®