No sólo Goldman Sachs invierte en Venezuela; Repsol dio 1.200 millones a PDVSA

No sólo Goldman Sachs invierte en Venezuela; Repsol dio 1.200 millones a PDVSA
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Han saltado las alarmas porque Goldman Sachs ha invertido 2.800 millones de dólares en bonos de PDVSA. El año pasado la española Repsol le concedió 1.200 millones.El banco de inversión estadounidense Goldman Sachs defendió hoy su decisión de comprar bonos al Banco Central de Venezuela por 2.800 millones de dólares tras las críticas recibidas por parte de lideres de la oposición en ese país.

    PUBLICIDAD

    “Hemos invertido en bonos de Petróleos de Venezuela (PDVSA) porque, como muchos otros en este sector, creemos que la situación en ese país tiene que mejorar con el tiempo”, afirmó hoy el banco en un comunicado remitido a Efe.

    Un portavoz de Goldman Sachs explicó   que esos bonos, emitidos en 2014, se compraron en los mercados secundarios a través de un intermediario financiero en una operación en la que no interactuaron directamente con el Gobierno venezolano.

    “Reconocemos que la situación es compleja y cambiante y que Venezuela está en crisis. Y coincidimos en que la vida (en ese país) tiene que mejorar y en parte hicimos esta inversión porque creemos que así será”, añadió el banco.

    PUBLICIDAD

    Según adelantó el pasado fin de semana The Wall Street Journal, el departamento de gestión de activos del banco pagó 31 centavos por dólar, un total de 865 millones, por los bonos emitidos por la compañía estatal PDVSA en 2014 que vencen en 2022.

    La inversión se produce en medio de una oleada de protestas a favor y en contra del Gobierno de Nicolás Maduro que n ocasiones acaban en violencia y, desde hace casi dos meses, han dejado 59 muertos y un millar de heridos, según cifras de la Fiscalía.

    Precisamente hoy decenas de personas protestaron frente a la sede central de Goldman Sachs en Nueva York convocados por la plataforma “SOS Venezuela NY”, que considera la transacción del banco “inmoral” y una forma de apoyo a la “dictadura” de Nicolás Maduro.

    Por su parte, el legislador de la oposición Ángel Alvarado, miembro del comité de finanzas del Congreso venezolano, consideró que la firma de inversiones se ha puesto “en el lado erróneo de la historia” al hacer esta operación.

    PUBLICIDAD

    La semana pasada, cuando se completó la operación de compra por parte de Goldman Sachs, las reservas internacionales del Banco Central de Venezuela pasaron de 442 millones de dólares a 10.800 millones, según estadísticas oficiales.

    Repsol, un apoyo inquebrantable a la Venezuela de Maduro

    Esta es la polémica que se ha desatado por la inversión de Goldman Sachs, pero la española Repsol lleva años apoyando al régimen chavista, primero a Hugo Chávez y luego a sus sucesor Nicolás Maduro.

    De hecho, la última aportación económica de Repsol a Maduro a través de PDVSA fue en octubre del año pasado.

    Repsol, dirigida por dos nacionalistas radicales, como Andoni Brufau, como presidente, y Josu Jon Imaz, como consejero delegado, sigue haciendo y ampliando de esta forma sus negocios con el régimen chavista de Nicolás Maduro.

    Repsol, la primera petrolera española, además, financia con el dinero que consigue de los españoles que llenan sus depósitos en sus gasolineras –por cierto, una de las más casas de España– a empresas públicas venezolanas que son las que mantiene el régimen chavista en el poder.

    Repsol firmó con Petróleos de Venezuela (PDVSA) financiar con 1.200 millones de dólares (1.074 millones de euros) la estructura financiera de la empresa mixta que comparten Petroquiriquire.

    Esa línea de financiación permite a Petroquiriquire seguir viva durante los próximos cinco años, porque  asegura los recursos necesarios para su desarrollo con la consiguiente mejora de la producción, los resultados y el retorno para los accionistas, según señaló la propia Repsol en Caracas en un comunicado

    El acuerdo garantiza las inversiones y el pago de dividendos a los accionistas, es decir, en el caso de PDVSA, empresa pública, al régimen de Maduro. Y es que este dirigente que ha llevado a su pueblo a extenuación se mostraba en la firma del acuerdo muy feliz por la ayuda financiera de Repsol y hablaba maravilla de la petrolera española. Y es que Repsol ni siquiera tiene el control de Petroquiriquire, donde sólo cuenta con el 40%, mientras la mayoría es de PDVSA, que controla el 60% del capital.

    “Hoy se está sellando una inversión de 1.200 millones de dólares, lo cual ratifica la confianza mutua entre nuestras empresas, PDVSA y Repsol“, destacó el presidente venezolano, Nicolás Maduro, que reprime duramente a su pueblo con más de 50 muertos y miles de heridos en las protestas contra su presidencia.

     

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®