El sector inmobiliario modera sus expectativas de crecimiento para 2019 entre críticas al decreto de alquiler

El sector inmobiliario modera sus expectativas de crecimiento para 2019 entre críticas al decreto de alquiler

La desaceleración de la economía, el menor crecimiento de las transacciones y los precios han moderado las expectativas de expertos del sector inmobiliario, como señala el director de Investigación de Mercado de Tinsa, Rafael Gil, que ve improbable que los precios suban un 5 % a final de año, como preveían.

PUBLICIDAD

Sin embargo, los expertos reunidos en un evento organizado por El Mundo y Expansión sobre este tema coinciden en la «buena salud» del mercado español y niegan la existencia de una burbuja.

El director general de Acciona Inmobiliaria, Andrés Pan de Soraluce, cree que en el mercado hay más liquidez que nunca y que se ha aprendido de los errores de la crisis.

En esta recuperación del sector se ha avalado el papel de los fondos de inversión a los que se «demoniza» injustamente, según la vicepresidenta de la Asociación de Promotores de Madrid (Asprima), Carolina Roca.

PUBLICIDAD

Los expertos se han mostrado críticos con el último decreto del alquiler, aunque, para el director de Residencia y Suelo de CRBE, Samuel Población, los grandes inversores han interiorizado el decreto de alquileres y no supondrá un problema para mantener su estrategia, pero futuros intentos de poner techo al precio del alquiler en ciudades como Barcelona o Madrid podrían ahuyentarlos.

En su opinión, no se esperan grandes operaciones de producto terminado en residenciales en este año ya que los grandes proyectos nuevos no estarán listos hasta 2020, pero cree que, poco a poco, se verá entrando a fondos de inversión en el alquiler.

La vicepresidenta de Asprima ha criticado duramente «el desconocimiento de los políticos» y ha cuestionado que se haya apartado la iniciativa privada de la promoción de vivienda social, lo que empeora el problema de acceso a la vivienda.

Tanto Roca como Población han lamentado que la administración no ponga suelo destinado a vivienda social en el mercado para su promoción a manos privadas.

PUBLICIDAD

Menos restricciones y más garantías

Asimismo, la portavoz de Women In Real State, Ana Sacristán, ha pedido menos medidas restrictivas para los propietarios y más garantías que den seguridad a quien ponga vivienda en el mercado.

Entre las demandas de los promotores se encuentra la reducción de los costes de construcción, lo que, según Roca, les impide poner vivienda a un precio asumible para la mayoría de la población.

Uno de los principales puntos de crítica son los plazos desiguales para recibir licencias urbanísticas según la comunidad y que pueden demorarse más de un año, generando unos costes financieros que acaba asumiendo el cliente.

La responsable de Women In Real State ha pedido además que se alivien las cargas fiscales, especialmente a aquellas empresas dedicadas al alquiler.

Población ha destacado el incremento del coste de la mano de obra por su escasez, ya que se ha pasado de dos millones y medio de trabajadores en el sector antes de la crisis a un millón en la actualidad.

En cuanto a tendencias del mercado, Pan de Soraluce ha destacado que ninguna promotora está apostando por dinamizar los mercados de las ciudades de más de 50.000 habitantes y ha criticado que no exista un plan nacional para convertir turistas en compradores de viviendas, ya que de 80 millones de visitantes anuales apenas 65.000 han comprado una vivienda.

Asimismo, Población ha pronosticado una creciente concentración en el sector en los próximos años, lo que llevaría a una mayor profesionalización y a optimizar los costes.