Los bonos basura se desploman y el interés alcanza máximos desde 2016

Los bonos basura se desploman y el interés alcanza máximos desde 2016Wall Street./EFE
Mercados
  • Bolsa
  • Deuda
  • Divisas
  • Materias primas
  • Las últimas caídas en Wall Street podrían ser sólo la punta del iceberg. La tormenta perfecta en los mercados, como la desatada en 2008 por la caída de Lehman Brothers, va tomando forma y fuerza. La alerta se encuentra de nuevo en bonos basura, parecidos a los que inundaron el mercado hace una década.

    PUBLICIDAD

    La historia vuelve a repetirse. Pese a la regulación y las medidas ortodoxas de los bancos centrales -llevando a mínimos los tipos de interés-, la banca de inversión buscaba rentabilidad en bonos de alto riesgo, conocidos como bonos basura. Las subidas en los tipos de interés en EE UU han provocado una desbandada en este tipo de deuda y quienes los poseen en cartera se lanzan ahora a los seguros ante riesgo de impago, conocidos como CDS por sus siglas en inglés.

    Tras las últimas caídas en Wall Street durante esta semana, los bonos basura se están comenzando a desmoronar y a tener consecuencias entre importantes inversores. El mayor fondo cotizado en Bolsa basado en compra de deuda registra su peor caída en más de un año. Los inversores están secando la liquidez en los bonos de alto riesgo, que ofrecen una altísima rentabilidad en un entorno de tipos de interés cercanos a cero. Es la séptima semana de las últimas nueve que se registran grandes trasvases de dinero desde estos productos cotizados.

    Las consecuencias se registran incluso en la cadena de hospitales Community Health Systems Inc., la compañía de energía California Resources Corp. y la compañía telefónica rural Frontier Communications Corp. En Asia, la deuda de grado especulativo cae por tercera semana consecutiva. Los precios de los valores se encuentran ahora en mínimos de junio de 2016,  coincidiendo con el Brexit, según informa Bloomberg.

    PUBLICIDAD

    Sin embargo, los gestores de estos fondos aún no consideran que se esté un escenario de pánico. Y es que, el interés adicional exigido para mantener los bonos basura de EE UU está por debajo de la media de los últimos cinco años. No obstante, sí muestran preocupación si persisten las ventas.

    “Hay un punto en el que no se puede evitar la presión en los mercados de valores y comienza a sangrar en bonos de alto rendimiento”, dijo Noel Hebert, analista de Bloomberg Intelligence. Los bonos que ofrecen un alto interés tienen mayor riesgo y solo deberían tenerlos inversores altamente cualificados. Sin embargo, debido a la escasa rentabilidad de los bonos soberanos y de la deuda corporativa, han sido una vía de escape durante la crisis.

    Ahora, se está registrando debilidad en instrumentos como los ETF y productos de cobertura, como los CDS, que solo actúan en caso de impago y siempre y cuando el emisor pueda hacer frente a los mismos. Según Bloomberg, los CDS están ahora en máximos desde diciembre de 2016, desatando aún mayores dudas.

    En cuanto a los bonos, se han registrado ventas importantes en la deuda de la compañía California Resources. Un bono de 2.250 millones de dólares rinde ahora al 13,87%, un nivel muy elevado dado los bajos tipos de interés. Los 2.180 millones de Frontier con vencimiento en 2022 rinden ahora al 17,5%, mientras que la deuda de la cadena de hospitales Community Health registra un 14,7% de interés en bono de 1.200 millones. Los gestores aseguran que aún no hay momento de pánico, pese a que el Dow Jones ha perdido más de 2.000 puntos desde máximos.

    PUBLICIDAD

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®