El Tesoro lanza una emisión sindicada a 30 años con una fuerte demanda

El Tesoro lanza una emisión sindicada a 30 años con una fuerte demanda
Mercados
  • Bolsa
  • Deuda
  • Divisas
  • Materias primas
  • España ha lanzado este martes una emisión sindicada, apoyada por bancos para colocar directamente la deuda entre los inversores, a 30 años, en la que los inversores han demandando ya más de 22.400 millones de euros. Banco Santander, BBVA, Citi, Barclays, SG y Citi han ayudado a realizar la operación.

    PUBLICIDAD

    El vencimiento de estos bonos será el 31 de octubre de 2048 y según Economía, se está colocando a un interés inferior al del mercado secundario, que registra un 2,617%. Los títulos se están colocando “a un precio mucho más reducido” que en la anterior emisión sindicada del Tesoro a 30 años, que se efectuó el 8 de marzo de 2016, cuando colocó 5.000 millones con una rentabilidad del 2,954%.

    La operación de hoy, a juicio del departamento que aún dirige Luis de Guindos, demuestra la “renovada confianza” de los inversores sobre la economía española. De hecho, la prima de riesgo sigue contenida en el entorno de los 75 puntos básicos pese a la volatilidad experimentada por las bolsas en las últimas semanas, afirman las fuentes consultadas por Efe.

    El Tesoro sube los intereses de las letras a tres y nueve meses, pero se mantienen en negativo

    Por otro lado, el Tesoro Público ha captado hoy 1.300 millones de euros en letras a tres y nueve meses, de nuevo en intereses negativos, pero no tan bajos como en la última subasta, según los datos del mercado consultados por Efe. En concreto, el Tesoro ha colocado 1.310,06 millones, en su mayor parte, 1.000 millones, en letras a 9 meses con un interés marginal del -0,443 %, frente al -0,469 % de la anterior puja.

    PUBLICIDAD

    La demanda de los inversores por este tipo de deuda superó los 4.665 millones, lo que multiplica por 4,6 la cantidad finalmente emitida por el Tesoro. El resto de la deuda colocada hoy, 310,06 millones, se ha obtenido en letras a 3 meses, con una rentabilidad del -0,502 %, también menos negativa que la del -0,525 % de la subasta previa.

    En este caso la demanda fue de más de 1.900 millones, seis veces más de lo vendido, después de que el Tesoro haya optado por quedarse en esta subasta en la banda baja del objetivo de captación.

    El organismo aspiraba a colocar entre 1.000 y 2.000 millones en esta emisión de letras a 3 y 9 meses, por lo que el mercado esperaba que la cifra definitiva rondara los 1.500 millones.

    PUBLICIDAD

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®