El BCE deja los tipos en el 0% y abre la puerta a prolongar los estímulos

El BCE deja los tipos en el 0% y abre la puerta a prolongar los estímulosMario Draghi./EFE

El Banco Central Europeo (BCE) no mueve ficha en los tipos de interés y los mantiene en el 0%, al tiempo que abre la puerta a prolongar los estímulos monetarios en la Eurozona después de septiembre para impulsar la inflación, que no sube pese al fuerte crecimiento.

PUBLICIDAD

El presidente del Banco Central Europeo (BCE), Mario Draghi, ha asegurado que la economía de la zona del euro “se ha acelerado más de lo esperado en la segunda mitad de 2017” y que hay que observar las implicaciones de la volatilidad del tipo de cambio del euro en la inflación. El euro está en máximos de 2014, por encima del 1,24 contra el dólar.

Draghi dijo que “el uso de lenguaje no refleja los términos de referencia acordados” en Washington en el Fondo Monetario Internacional (FMI), donde se reconoció que el exceso de volatilidad puede tener efectos en el crecimiento, que no se devaluarán las divisas y que no se usará el tipo de cambio para tener ventajas comerciales. Draghi se ha referido a los comentarios del secretario del Tesoro estadounidense, Steven Mnuchin, que dijo en Davos que un dólar débil es bueno para EEUU en la medida que abre oportunidades en el comercio exterior.

No obstante, el banquero italiano ha insistido en que “no tenemos un objeto de tipo de cambio, que sí es importante para el crecimiento y la estabilidad de pecios”. También consideró que “algunos movimientos del tipo de cambio del euro se justifican por la fortaleza de la economía pero la cuestión es si otros movimientos son causados por el lenguaje y la pregunta es ver su efecto en la inflación”.

PUBLICIDAD

“La reciente volatilidad en el tipo de cambio representa una fuente de incertidumbre que requiere ser observada respecto a las posibles implicaciones para la estabilidad de precios a medio plazo”, según Draghi.

Añadió que “la información disponible confirma un ritmo robusto de expansión económica, que se aceleró más de lo esperado en la segunda mitad de 2017”.

El BCE seguirá cobrando a los bancos un 0,4% por el exceso de sus reservas a un día (facilidad marginal de depósito) y que les prestará a un día al 0,25% (facilidad marginal de crédito).

Asimismo, el BCE persiste en la orientación de su política monetaria y espera que “los tipos de interés se mantengan en los niveles actuales durante un período prolongado que superará con creces el horizonte de sus compras de deuda”.

PUBLICIDAD

La entidad compra desde comienzos de enero deuda pública y privada por valor de 30.000 millones de euros y lo hará, al menos, hasta finales de septiembre de este año.

Si bien, el BCE sigue dispuesto a mantener las adquisiciones de deuda hasta que vea que la inflación sube de forma sostenida y se acerca a su objetivo, que es una tasa algo por debajo del 2%.

El BCE reinvertirá el principal de los bonos adquiridos que vayan venciendo “por un periodo extenso de tiempo después de que finalicen las compras netas de activos y, en cualquier caso, durante todo el tiempo que sea necesario”.

El presidente del BCE, Mario Draghi, comentará hoy en una conferencia de prensa en Fráncfort a partir de las 14.30 hora local (13.30 GMT) las discusiones del Consejo de Gobierno.

Los analistas prevén que el BCE mantendrá la orientación de su política monetaria y los estímulos hasta que vea señales claras de una subida de la inflación, que está baja pese al fuerte crecimiento de la zona del euro. Dado que los salarios no suben en la región, se prevé que la inflación se mantenga contenida, especialmente la subyacente, que descuenta la energía y los alimentos frescos y está por debajo del 1%.

La apreciación del euro, que esta semana ha superado los 1,24 dólares por las especulaciones de que el BCE podría subir los tipos de interés antes de lo que se creía, dificulta la subida de los precios porque abarata el precio del petróleo que se paga en dólares y otras importaciones.

El BCE ha insistido hasta ahora en que subirá los tipos de interés una vez que haya concluido las compras de deuda.

Los estrategas de Deutsche Bank consideran que el BCE seguirá los pasos de la Reserva Federal (Fed) estadounidense desde 2013 y hasta que subió los tipos de interés en diciembre de 2015, cuando comience a cambiar la orientación de su política monetaria los próximos trimestres.

Según sus pronósticos, el BCE subirá los tipos de interés de nuevo en junio de 2019.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®