El Ayuntamiento de Burgos incorpora 7,7 millones al Plan de Reactivación Económica

El Ayuntamiento de Burgos incorpora 7,7 millones al Plan de Reactivación Económica

Sólo el Grupo Municipal del PP rechaza el documento
29 enero, 2021
|
Actualizado: 29 enero, 2021 16:35
|
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD

El II Plan de Crisis y Reactivación Económica de Burgos contará con una partida de 7,7 millones de euros que se incorporará al proyecto del presupuesto municipal para 2021. A esta cantidad se añadirán 1,3 millones ya comprometidos para ayudas a la hostelería, comercio y a la financiación de los bonos al consumo que quedaron pendientes de 2020.

Se trata de un documento firmado hoy por el equipo de gobierno de coalición PSOE-Ciudadanos, así como por los grupos municipales de la oposición Podemos y Vox. El grupo municipal del PP fue el único que votó en contra, según lamentaron hoy el alcalde de Burgos, Daniel de la Rosa, en una comparecencia telemática, acompañado por el vicealcalde, Vicente Marañón, y la portavoz del equipo municipal Nuria Barrio, dado que en esta ocasión no se cuenta con el consenso unánime que obtuvo el primer plan de choque ratificado por los cinco grupos municipales en noviembre de 2020.

De la Rosa señaló que para que estas ayudas puedan ser una realidad es necesario que los presupuestos municipales para 2021 sean aprobados y estimó que de forma definitiva puedan estarlo “a finales del mes de marzo”. Así, barajó la posibilidad de que el borrador de las cuentas puedan tenerlas “la próxima semana” para poder derivarlas a los grupos municipales y juntas de distrito y que en un plazo de “diez o quince días” puedan hacer sus aportaciones. También estimó que la aprobación inicial del presupuesto para 2021 pueda llevarse a cabo en un pleno ordinario o extraordinario del próximo mes de febrero.

En este sentido, el regidor municipal precisó que en el II Plan de Crisis y Reactivación Económica de Burgos destaca una partida de 2 millones de euros que se destinarán a bonos al consumo (500.000 euros procedentes del ejercicio pasado), otros 2,5 millones para los sectores económicos más afectados, donde se incluyen ya a los centros deportivos, guarderías, agencias de viajes, industria cultural y taxis; y diferentes líneas de ayudas de 1,5 millones de euros enfocadas a la promoción turística, el autoempleo, la contratación de personas en paro o las ayudas de urgente necesidad.

Se trata, dijo, de “reeditar un acuerdo similar” al de 2020 “intentando corregir aquellas deficiencias en la tramitación en la gestión y el planteamiento de las ayudas para ser más eficientes”, resaltó, para que “a principios de este año se pueda incorporar este nuevo acuerdo y poder a lo largo del ejercicio presupuestario de 2021 derivando los recursos en un tiempo mucho más prudente y con mayor agilidad”.

De la Rosa precisó que este II Plan de medidas extraordinarias de apoyo económico para empresas, familias y personas en situación de vulnerabilidad incluye exclusivamente las medidas desde el punto de vista económico pero confió en que “en breve” se pueda alcanzar también “alguna bonificación o exención fiscal” para alguno de estos colectivos más afectados. “Como todavía desde el punto de vista técnico y jurídico no teníamos una solución hemos querido separar el paquete de medidas que vinculan las ayudas económicas al paquete de actuaciones o instrumentos fiscales que podrían habilitar”, aclaró.

Por su parte, Vicente Marañón destacó que el “espíritu” del plan es que “estas medidas se incluyen en un presupuesto que en términos generales va a tener en mente la situación en la que nos encontramos”. “Es cierto que estas medidas son específicas anti COVID-19 o anti las consecuencias para tratar de atenuar las consecuencias que la economía local está teniendo la pandemia pero el conjunto del presupuesto el año 2021 tendrá aunque sea indirectamente efectos positivos en la reactivación económica de nuestra ciudad”, apostilló.

El alcalde de la capital lamentó “profundamente” que hasta la fecha, el único grupo político que no ha querido sumarse al grupo mayoritario de la oposición haya sido el PP, quien, dijo, “en esta ocasión, haya decidido unilateralmente excluirse, más allá de que tenga sus razones sobre la propuesta en su conjunto”.

Así, reconoció que “seguramente todos los grupos políticos que aquí estamos representados, también los que sustentan el equipo de gobierno, hubieran querido incorporar más medidas, más recursos”. “Lamento que no estén en este acuerdo”, reiteró, al tiempo que agradeció “la altura de miras” y “el ejercicio de responsabilidad” que los grupos de la oposición de Podemos y de Vox han demostrado “más allá de las diferencias que han trasladado durante las negociaciones durante estos últimos dos meses hasta llegar a éste”, precisó.

En esta línea, la portavoz del grupo municipal de Podemos en el Ayuntamiento de Burgos, Margarita Arroyo, consideró que este documento es “un acuerdo de mínimos que deberá ser ampliado en el futuro” y confió en que el equipo de gobierno “tenga voluntad de negociar con el resto de grupos”. Arroyo manifestó que la actitud del alcalde y del equipo de Gobierno con la oposición es “claramente mejorable” ya que “se han negado en banda a escuchar las diferentes propuestas de la oposición”.

Así, manifestó que ellos apoyan este documento por ser un acuerdo que contiene 9 millones para los sectores más afectados por la crisis económica, así como medidas para ayudar a las familias burgalesas, aunque consideraron que teniendo 40 millones el Ayuntamiento de remanentes, destinar tan solo 9 es una medida “muy tacaña”.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas:
PUBLICIDAD
PUBLICIDAD