El Ayuntamiento de Salamanca sube a un máximo de 6.000 euros las ayudas financiadas por Iberaval

El Ayuntamiento de Salamanca sube a un máximo de 6.000 euros las ayudas financiadas por Iberaval

20 mayo, 2022
|
Actualizado: 20 mayo, 2022 18:37
|

El Ayuntamiento de Salamanca aumentó hasta 6.000 euros el máximo de bonificación para los proyectos empresariales financiados por Iberaval en la ciudad con un presupuesto de hasta 70.000 euros. Así lo anunció este viernes el alcalde, Carlos García Carbayo, quien suscribió junto al director general de la entidad, Pedro Pisonero, la renovación del convenio entre ambas instituciones por el que se reservan entre 75.000 y 100.000 euros de las arcas municipales para financiar estas ayudas para autónomos, pymes y empresas salmantinas.

Así, el Consistorio bonificará los gastos financieros de las operaciones que se planteen por un importe total que no que podrá superar los 750.000 euros por préstamo o crédito referido a las necesidades de inversión y/o circulante, o que mejoren sus condiciones mediante novaciones, a devolver en un periodo máximo de 15 años, con la posibilidad de dos años de carencia.  

García Carbayo manifestó así su compromiso con el tejido productivo de Salamanca y recordó que “la cercanía” del Ayuntamiento se intensificó en los momentos más duros de la pandemia para ayudar a los empresarios a reactivar sus negocios. “Hemos trabajado juntos para que las empresas no se quedaran atrás y la ciudad no partiera de cero una vez levantadas las restricciones sanitarias”, manifestó durante la presentación del convenio celebrada en el Salón de Recepciones.

De este modo, el regidor charro recordó que el Ayuntamiento implemento hasta 1,7 millones de euros en ayudas para factores como “bonificación de intereses, transformación digital de los negocios, relanzamiento de locales de hostelería o adquisición de epis”. El objetivo, según matizó Carbayo, es “seguir creciendo y poniéndoselo cada vez más fácil a pymes y autónomos”.

El Ayuntamiento contempla además, como novedad, facilitar de este modo que estas empresas garanticen las obligaciones ante terceros. “Hemos pasado de 3.5000 euros de máximo en 2020 a casi el doble. Con ello queremos inducir una inversión global de 4,8 millones de euros a partir de esta mejora en las condiciones d acceso al crédito”, cifró el primer edil, quien invitó a los interesados a realizar los trámites a través de la propia sede de Iberaval o de la Oficina de Promoción Económica.  

“Estamos a disposición de autónomos, pymes y empresarios para facilitar la gestión de estas ayudas, los trámites necesarios y toda la información que precisen para que el empleo salga favorecido. Y estamos convencidos de que estas ayudas van a contribuir a la generación de actividad económica y empleo en la ciudad, que es uno de nuestros objetivos”, finalizó García Carbayo.

Buenas perspectivas

Por su parte, el director general de Iberaval, Pedro Pisonero, quiso agradecer su “esfuerzo” al Ayuntamiento de Salamanca y prometió devolverlo en forma de avales para autónomos, pymes y empresas que espera se traduzcan en “inversiones, empleo y generación de riqueza para la ciudad”. Además, Pisonero se mostró optimista durante su intervención ante los medios respecto a las previsiones económicas que se avecinan, tanto a nivel ‘macro’ como a nivel ‘micro’.

Según destacó el director general de Iberaval, ningún analista está planteando crecimientos por encima del cinco por ciento, pero tampoco por debajo del cuatro por ciento, así que recordó que el crecimiento este año está garantizado. “Sí que hay incertidumbres, pero no en el sentido de que puede ocurrir lo peor, sino que hay cosas que no somos capaces de ver todavía”, matizó.  

En este sentido, reconoció que van a incrementarse los tipos de interés y, además, han subido las materias primas y los costes de producción, pero quiso ser cauto. “¿Podremos vivir con ello?”, se pregunto, respondiendo afirmativamente. “No será fácil porque hay una inflación del seis por ciento que será comprometida, pero generalmente hemos sido capaces de salir de inflaciones de este estilo”, añadió. Por ejemplo, “los noventa fueron años muy duros con inflaciones altas y tipos de interés altos, pero ahora los tipos de interés están bajos, así que lo empresarios pueden invertir”, matizó, apuntando que esta es una crisis “extraña”, no tiene que ver con las anteriores porque “es muy asimétrica”.  

De hecho, recordó que algunos sectores están funcionando bien y las tasas de morosidad, por lo general, siguen bajas. “Desde el punto de vista de actividad, queremos hacer el mayor volumen de operaciones de financiación de empresas. A nivel ‘micro’, vemos que el sector hostelería está funcionando bien, y esto es positivo. Quiere decir que seremos capaces de aguantar la crisis que tenemos por delante”, opinó, destacando en este sentido la importancia del apoyo de las administraciones públicas a las empresas, como el que representa el convenio firmado hoy.  

Actividad de Iberaval

Según los datos ofrecidos por su director general, Iberaval financió  en la provincia salmantina, durante el último año, entre mayo 2021 y abril de 2022, casi 38 millones de euros en más de 411 operaciones en su actividad global. En Salamanca capital, esa cifra se sitúa en 127 operaciones, por casi once millones de euros.

En cuanto a la tipología de las empresas respaldadas, el 51 por ciento de ellas fueron micropymes y el 38 por ciento pequeñas empresas. Respecto al destino de las operaciones financiadas, el 30 por ciento correspondieron al sector del comercio, seguido por el 23 por ciento referido a la industria y el 22 por ciento al sector servicios, de manera que tres de cada cuatro proyectos apoyados por la sociedad de garantía se situaban en esos ámbitos productivos.

La operación media formalizada por la entidad de crédito con mayor número de socios en España se situó, en Salamanca, en 127.000 euros, con un plazo de devolución de casi cinco años. Con respecto a la naturaleza de los avales, un 62 por ciento fueron financieros, mientras que el resto fueron técnicos, es decir, fundamentalmente ante administraciones públicas. En la actualidad, Iberaval cuenta con 3.000 socios en Salamanca y contribuye al sostenimiento de más de 9.200 puestos de trabajo en la provincia.

Iberaval también colabora con la Junta de Castilla y León, a través del Instituto para la Competitividad Empresarial, a través de las diferentes líneas ‘ICE Financia’, y las puestas en marcha para frenar el impacto de la crisis, como las referidas al anticipo de ayudas para las gasolineras, dado el encarecimiento del combustible. Asimismo, la entidad también gestiona, junto al ICE, dos instrumentos financieros, de crecimiento empresarial e I+D, cofinanciados con fondos Feder de la Unión Europea.

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: