El virus se estabiliza desde el día 1 pero Casado alerta de la presión  en hospitales

El virus se estabiliza desde el día 1 pero Casado alerta de la presión en hospitales

La consejera explica que los ingresos se rproducen tres o cuatro semanas después del contagio
17 noviembre, 2020
|
Actualizado: 17 noviembre, 2020 16:17
|

La consejera de Sanidad, Verónica Casado, aseguró hoy que existe una “buena” tendencia al descenso en Castilla y León, que comenzó el 1 de noviembre y que aseguró se está empezando a consolidar, como en otras comunidades y en el conjunto de España. Además, avanzó que se prevé un aumento de la presión asistencial en los hospitales de la Comunidad.

En su comparecencia a petición propia ante la Comisión de Sanidad de las Cortes, Casado expresó la preocupación por la situación de la ciudad de Burgos y valoró la colaboración entre administraciones. También destacó la mejoría en la localidad de Aranda de Duero.

Asimismo, Verónica Casado precisó que en tasas ajustadas, Castilla y León es la segunda autonomía con mayor número de ingresos en planta, la décima en ingresos UCI y la tercera en defunciones, una vez que ha bajado de los 800 casos por 100.000 habitantes en 14 días.

A pesar de que la incidencia acumulada a siete días -336,73 casos- disminuye, la de 14 se aplana, por lo que señaló que se debe mantener la cautela. El número reproductivo básico, dijo se mantiene en el 0,99 por ciento, pero por encima del uno por ciento en Burgos, León, Soria y Zamora.

Igualmente, la consejera defendió que la Comunidad hace más pruebas que la media nacional por 100.000 habitantes, con 3.221 frente a 2.456. En la última semana, indicó, se han realizado un total de 77.293 pruebas de detección entre PCRs y antígenos de segunda generación. La positividad recordó que es del 17,46 por ciento.

La pendiente de ingresos del mes de octubre parece empezar a disminuir, según indicó Verónica Casado, quien recordó que hay 1.785 pacientes COVID ingresados; 1.545 en planta y 240 en UCI. De esta forma, las plantas están al 71 por ciento y las unidades de críticos ampliadas al 69 por ciento.

La situación general es de aumento de la presión asistencial, si bien aseguró que las plantas tienen margen de actuación. La previsión es de aumento de casos y complicaciones puesto que los ingresos llevan una demora de tres o cuatro semanas respecto de los contagios. Hospitales como el de Burgos, el Clínico de Valladolid y el Río Hortega son los que poseen una mayor tensión en sus unidades de críticos.

Además, apuntó que la situación de Europa, recordó, es igual de “dramática” y añadió que se “ha disparado”. “Estamos en una situación de pandemia generalizada y grave en toda Europa y nosotros no estamos aislados”, añadió.

La consejera de Sanidad indicó que el comité de expertos les recomiendan no realizar cribados masivos poblacionales con test de antígenos como normal general; hacer uso extensivo de esta prueba en grupos con elevada incidencia o baja trazabilidad; aumentar los test de antígenos en sintomáticos, aunque sólo tengan uno; realizarlos en contactos estrechos; mantener los test de antígenos en contactos.

En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: