Programas del sabado
Avangrid, la filial de Iberdrola en EE.UU., renuncia definitivamente a la fusión con PNM

Avangrid, la filial de Iberdrola en EE.UU., renuncia definitivamente a la fusión con PNM

02 enero, 2024
|
Actualizado: 02 enero, 2024 12:40
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

 Avangrid, sociedad participada al 81,5 % por Iberdrola, ha anunciado su decisión de resolver el contrato de fusión suscrito con la compañía estadounidense PNM Resources el 20 de octubre de 2020.

La compañía ha subrayado que esta decisión responde a que no se han cumplido en el plazo contemplado las condiciones previstas para el cierre de la operación, ha apuntado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

El pasado 20 de junio la filial estadounidense de Iberdrola y PNM Resources acordaron una nueva prórroga, hasta el 31 de diciembre de 2023, de su acuerdo de fusión, que hubiera dado lugar a una de las principales eléctricas de EE.UU.

Tras este anuncio, PNM ha mostrado su decepción con la decisión de Avangrid y ha fijado para el próximo 6 de febrero una actualización financiera que incluirá los resultados preliminares de 2023 y las proyecciones para 2024.

Iberdrola inició de los trámites arrancó hace 3 años

Iberdrola anunció hace más de tres años que había cerrado un acuerdo para comprar, a través de su filial Avangrid, PNM Resources, la eléctrica de Nuevo México y Texas, una operación con la que tenía previsto desembolsar aproximadamente 4.317,5 millones de dólares (3.914 millones de euros al cambio actual).

El valor de empresa de la operación, incluida deuda, se fijó entonces en unos 8.300 millones de dólares.

PNM Resources, sociedad cuyas acciones están admitidas a cotización en la Bolsa de Nueva York, había recomendado la operación, mediante la cual Avangrid adquiriría el 100 % del capital de dicha sociedad por 50,3 dólares (45,6 euros) por acción.

La integración de PNM en Avangrid daría lugar a una de las mayores compañías del sector norteamericano, al contar con diez eléctricas reguladas en seis estados (Nueva York, Connecticut, Maine, Massachusetts, Nuevo México y Texas) y más de 4,1 millones de suministros, y en el tercer operador de renovables de Estados Unidos con presencia en 24 estados.

Se estimaba entonces que los activos resultantes de la fusión ascenderían a más de 40.000 millones de dólares, el resultado bruto de explotación de las dos compañías sería de 2.500 millones de dólares y el beneficio neto de 850 millones de dólares.

Un año más tarde, en febrero de 2021, los accionistas de PNM aprobaron su fusión con Avangrid con un respaldo del 70 % del accionariado.

Para hace frente a esta operación, aprobada por la Comisión Reguladora de Energía estadounidense (FERC) en abril de 2021, y a su plan de inversiones, Avangrid anunció una ampliación de capital en cerca de 4.000 millones de dólares, en los que la eléctrica española se había comprometido a suscribir el 81,5 % y Qatar Investment los millones restantes.

Primeros obstáculos

En noviembre de 2021 la compra de la empresa energética PNM Ressources se vio en peligro tras un informe público que cuestionaba la imagen de la empresa y la gestión de su filial estadounidense Avangrid. La fusión fue desaconsejada en un informe de 445 páginas encargado por la Comisión Reguladora de Nuevo México.

Un mes más tarde el regulador del estado de Nuevo México (EEUU) rechazó por unanimidad la propuesta de Avangrid al entender que entrañaba riesgos. Todo ello en mitad del conocido «caso Villarejo» en España.

Tras este revés Avangrid acordó con PNM una primera prórroga en su acuerdo de fusión y presentó un recurso contra el veto del regulador de Nuevo México.

Una vez que salió de Avangrid su entonces presidente, Robert Kump, Iberdrola buscaba seguir adelante con la operación, mientras ambas compañías llevaban su caso a una nueva audiencia, que también fue rechazada por la Corte Suprema del estado de Nuevo México.

Tras la decisión de resolver el contrato, el presidente de PNM Resources, Pat Vincent-Collawn, ha mostrado su decepción con Avangrid y ha subrayado que los planes estratégicos del grupo siguen centrados en las inversiones en infraestructuras energéticas y que espera un crecimiento de las ganancias a largo plazo del 5 %.

«Si bien la junta directiva de PNM Resources aprobó una extensión, Avangrid no la aceptó y Avangrid puso fin a la fusión», subraya la compañía, que celebrará una conferencia con analistas e inversores el 6 de febrero para presentar una actualización financiera en la que detallará los resultados de 2023 y la orientación para 2024.

Pasadas las 11:30 horas, las acciones de Iberdrola subían un 0,5 % hasta los 11,9 euros. 

Noticias Relacionadas: