Garamendi se harta de la división del Gobierno: pide un único interlocutor
La vicepresidenta primera del Gobierno y ministra de Economía, Nadia Calviño (c) conversa con el secretario general de CCOO, Unai Sordo (i) y el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi (d) en una imagen de archivo.

Garamendi se harta de la división del Gobierno: pide un único interlocutor

18 diciembre, 2023
|
Actualizado: 18 diciembre, 2023 12:59
|
PUBLICIDAD

 El presidente de la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE), Antonio Garamendi, ha reclamado este lunes poder «tener un único gobierno» como interlocutor, sin «tener que ir a convencer a la otra parte» del Ejecutivo: «no soy un relator», en clara referencia al duro enfrentamiento que mantienen la actual vicepresidenta, Nadia Calviño, que dejará el Ejecutivo en breve, y la ministra de Trabajo, Yolanda Díaz, en materia económica.

Garamendi ha demandado un trato «vis a vis» con el Gobierno durante su intervención en el Foro ‘Diálogos 120 Aniversario ABC’, tras ser preguntado por el sucesor de la vicepresidenta Nadia Calviño, tras su reciente nombramiento como presidenta del Banco Europeo de Inversiones (BEI).

«No me importa tanto quien sea como qué haga», ha dicho en relación al sustituto de Calviño.

En su intervención, también ha instado al Ejecutivo a que no interfiera en las negociaciones entre empresarios y sindicatos: «seria muy bueno que nos dejasen tranquilos porque a veces cuando se mete la política por medio nos desbarran acuerdos».

Los insultos rompen la sociedad, no llevan a ningún sitio, señala el presidente de la CEOE, Antonio Garamendi

Ha dicho que hay que «trabajar con independencia, con sentido de Estado y con lealtad institucional», algo que ha puesto en valor en momentos en los que «se quieren levantar muros».

A este respecto, ha asegurado que «los insultos, romper la sociedad no lleva a ningún sitio» y ha expresado su preocupación por que se cuestione la separación de poderes.

Garamendi ha reivindicado que España es un «país diverso» donde, según establece la Constitución, todos los españoles son iguales ante la ley y tienen los mismos derechos en todos los territorios.

Respecto al posible impacto de la ley de amnistía en la economía,  ha opinado que «cuando se toman decisiones políticas, nunca hay una reacción inmediata, pero al final se ve», y ha demandado «estabilidad».

Critica que se «apriete» con el SMI

Sobre la subida del salario mínimo interprofesional, el líder de la CEOE ha dicho que «el problema no es el porcentaje, que es lo que quiere hablar la ministra (Yolanda Díaz)», ya que se «olvidan» de otras cuestiones, como la España vaciada, el absentismo laboral, la productividad o la competitividad.

«Por lo menos esta vez no han puesto a expertos» para «decir lo que la ministra quiere», ha indicado Garamendi, quien ha añadido que al hablar de SMI se piensa en grandes ciudades como Madrid, Bilbao o Valencia, pero no en Extremadura o «en un pueblo» de Almería, donde puede estar por encima del 60 % del salario medio, por lo que hay que tener en cuenta sectores y territorios.

Sobre la indexación de contratos públicos, ha señalado que «tiene poco sentido» que el Gobierno «apriete» a las empresas y luego éste aumente sus costes.

En concreto, ha aludido a que haya dado «rienda suelta» a «descontar 15.000 millones de una comunidad autónoma», en referencia a la condonación de la deuda de Cataluña, algo que también «pagan» los españoles.

Garamendi pide la retirada del impuesto a la banca

A preguntas de los periodistas sobre la negativa del Gobierno a modificar el impuesto a la banca, ha manifestado que «se sacó de la manga porque sí», ha insistido en que «no tiene ningún sentido» y «podría ser bastante inconstitucional», por lo que ha sostenido que hay que «retirar» este tributo.

En esa misma línea, ha dicho en el foro que «hay ciertos impuestos que no se van a entender a los mercados», como los de la banca y las energéticas, y ha reivindicado que la banca debe «ganar dinero para ganar el futuro y para repartir a sus accionistas».

Desfase entre el desempleo y vacantes sin cubrir

Además, ha incidido en la necesidad de abordar el «problema» existente en España, ya que hay «3 millones de parados» pero falta personal en algunos sectores, como 100.000 trabajadores en la hostelería o 15.000 conductores de autobús», cuando las empresas tienen escuelas en Marruecos para formar en esta última profesión.

Ha apostado por estudiar este desfase para poder incorporar a los desempleados, que es «una obligación de todos».

Garamendi ha sido presentado por el presidente de la patronal andaluza, Javier González de Lara, quien ha dicho de él que «conoce la batalla heroica y cotidiana del empresario» y trabaja «dejándose la piel».

Noticias Relacionadas: