Programas del sabado
Renault y Nissan mantendrán participaciones cruzadas del 15% durante 15 años

Renault y Nissan mantendrán participaciones cruzadas del 15% durante 15 años

06 febrero, 2023
|
Actualizado: 06 febrero, 2023 9:04
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

Renault y Nissan se han comprometido a mantener durante 15 años sus participaciones cruzadas del 15 % para garantizar la estabilidad de su alianza y permitir así el desarrollo de proyectos comunes con su también socio Mitsubishi.

Este es uno de los principales anuncios que los tres grupos automovilísticos han hecho este lunes al presentar las nuevas reglas de la alianza, que son resultado de un año de negociaciones, con las que esperan superar años de desconfianza y tensiones que habían impedido concretar planes de negocio con los que sacar partido de su asociación.

En un comunicado, los tres fabricantes presentan los tres pilares de su compromiso que son, además de esas participaciones equilibradas con «una gobernanza reforzada», proyectos operativos «con fuerte creación en valor en Latinoamérica, India y Europa» y «una mayor agilidad estratégica con nuevas iniciativas a las que los socios pueden unirse».

Justifican la pertinencia de un nuevo esquema director para «prepararse lo mejor posible a las futuras oportunidades» después de que los precedentes acuerdos de alianza «han permitido a las empresas aplicar sus respectivas estrategias» en los últimos 24 años.

El nuevo acuerdo marco de reequilibrio, que debe finalizarse de aquí al 31 de marzo, entrará en vigor «por un periodo inicial de 15 años» y estipula que ni Renault ni Nissan podrán superar ese 15 % de participación en el otro, lo que significa que el grupo francés transferirá el 28,4 % adicional que tenía del japonés a un fideicomiso.

Ese paquete del 28,4 %, con el que Renault no podrá ejercer derechos de voto (salvo algunas excepciones), sí que le dará derecho a los beneficios económicos habituales de las acciones (dividendos y productos de cesión de acciones), que pueden ser vendidas «si es comercialmente razonable».

Pero no tendrá ninguna obligación de cederlas en un plazo específico y en caso de que se desprenda de ellas se hará en «un proceso organizado y coordinado con Nissan», que se beneficiará del derecho a emitir una primera oferta para sí o para otro candidato que designe.

Se intenta así levantar las suspicacias generadas durante años por el desequilibrio de las participaciones cruzadas y el hecho de que en la práctica ni Renault ni Nissan hayan podido ejercer el poder de decisión que normalmente se deriva de tener un paquete de acciones, algo que ahora sí que queda abiertamente reconocido.

Desde el origen de la alianza en 1999, Renault (cuyos principales accionistas son el Estado francés y Nissan, con un 15 % cada uno) había tomado un 43,5 % del capital del fabricante nipón y durante todo este tiempo eso fue motivo de discordias.

Pero más allá de los resquemores en Japón por el hecho de que una de sus grandes multinacionales estuviera controlada por un grupo extranjero, y además que en la práctica tenía como primer accionista al Estado francés, Nissan no podía ejercer sus derechos de voto por el 15 % del que es propietario en Renault.

La frustración era recíproca porque el grupo del rombo tampoco podía ejercer sus derechos por el 43 % que tenía en Nissan. Todo eso es lo que cambia con el nuevo acuerdo.

El principal impulsor de la alianza Renault-Nissan fue Carlos Ghosn, que después de haber sacado al conglomerado japonés de una situación más que difícil a comienzos de los años 2000 durante un tiempo llegó a ser también el consejero delegado de los dos grupos.

Ghosn perdió el liderazgo tras su detención en noviembre de 2018 en Japón, acusado de fraudes y delitos fiscales de gran magnitud, acusaciones que algunos han querido interpretar como una maniobra contra su concepción de la alianza, y en particular contra la preponderancia capitalista de Renault.

Mitsubhishi, que a su vez está controlado por Nissan (que tiene más de un tercio del capital), se incorporó en 2016 como tercer socio. Ahora en conjunto los tres representan el tercer mayor conglomerado automovilístico mundial y el primer fabricante generalista de vehículos eléctricos con 375.000 empleados en todo el mundo. 

Noticias Relacionadas: