Repsol pide no ‘fiarlo’ todo a la electrificación para no perjudicar a consumidores y empresas
-El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, (i) habla con la presidenta de CEBEK Carolina Pérez Toledo, antes de impartir el CEO de Repsol una conferencia sobre energía previa a la Asamblea de la patronal de Bizkaia, CEBEK, que la clausurará el lehendakari Iñigo Urkullu. EFE/Luis Tejido

Repsol pide no ‘fiarlo’ todo a la electrificación para no perjudicar a consumidores y empresas

11 mayo, 2022
|
Actualizado: 11 mayo, 2022 14:33
|

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha abogado este miércoles por «repensar» la transición energética para que no afecte negativamente a la industria y a los consumidores, y ha pedido no fiarlo todo a la electrificación porque se va a seguir necesitando el petroleo durante «mucho tiempo».

El consejero delegado de Repsol ha intervenido hoy en una mesa redonda en el marco de la Asamblea de la patronal vizcaína, CEBEK.

En su opinión, «la energía tiene que ser competitiva, nos habíamos fijado en Europa en la sostenibilidad y nos hemos olvidado de la competitividad».

Para ello «hemos planteado una transición energética necesaria, pero que tiene el riesgo de impactar negativamente en la industria y los consumidores», ha advertido.

A su juicio, la sociedad demanda de forma creciente el petróleo y el gas, mientras «demoniza su producción. La inversión baja y la demanda sube, por lo que los precios van a subir».

«Hay un elefante en la habitación que no podemos ignorar», ha señalado Imaz, quien ha hecho hincapié en que la guerra de Ucrania «no es la causa de todos los males, no es verdad», porque «antes, en noviembre, el precio del petróleo estaba a ochenta dólares el barril y en diciembre el precio del gas estaba alto».

Imaz se ha referido a la necesidad de «garantizar la transición, que va durar décadas, y se va a seguir necesitando petróleo mucho tiempo, y más, porque los coches o los aviones tiene que ser más ligeros, llevarán más plásticos».

Además, «necesitaremos gas durante muchos años, porque estamos descarbonizando Europa exportando empresas y empleo al resto del mundo», ha agregado.

Ha recordado que en España se ha aprobado una ley de cambio climático que prohíbe investigar el gas natural. «Luego nos quejamos de que sube, pero si tenemos que importarlo en barco de Estados Unidos, industrial y medioambientalmente no tiene sentido», ha dicho.

«No sé cómo va a ser el mix energético del futuro. Humildad y neutralidad tecnológica, no fiemos todo a la electrificación. Prohibir el motor de combustión será un gravísimo error, dañando la industria más importante que tenemos en este país», ha opinado.

Imaz ha emplazado a las instituciones europeas a resolver el problema de la dependencia a corto plazo, del que ha avisado que «no es fácil» y ha puesto como ejemplo a Alemania, de la que ha destacado que «ha cometido un error estratégico de dependencia del gas ruso».

«Que las sociedades modernas se construyen sobre los servicios es una farsa; necesitamos industria», ha concluido Imaz, quien ha abogado por «repensar el precio del CO2, que sufre una especulación financiera».

El director de negocio de Iberdrola, Armando Martínez, ha reflexionado sobre cómo será el futuro dentro de diez años, con «una transformación energética clara y digital», y ha abogado por «un modelo claramente renovable».

«Hay una cultura de ir a un mundo mucho más limpio. Hay un negocio clarísimo; habrá campeones de la transición energética y es ahí donde tenemos que ir», ha indicado.

Martínez ha añadido que en el aspecto tecnológico Europa ha perdido el tren y ahora «no puede perder el tren de la transición energética». 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: