El datáfono, la nueva arma de Hacienda para pillar a los contribuyentes morosos

El datáfono, la nueva arma de Hacienda para pillar a los contribuyentes morosos

29 mayo, 2024
|
Actualizado: 29 mayo, 2024 10:15
|
PUBLICIDAD

Hacienda ha establecido un procedimiento para agilizar el embargo de los cobros recibidos mediante terminales de punto de venta -TPV o datáfono- por parte de contribuyentes que tengan deudas tributarias en fase ejecutiva.

En una resolución publicada este miércoles en el BOE, el Ministerio de Hacienda regula el procedimiento que permitirá a la Agencia Tributaria realizar de forma telemática «actuaciones de embargo de créditos derivados del cobro mediante terminales de punto de venta», ya sean físicos o virtuales.

Hacienda establece un mecanismo para intervenir en los pagos con tarjeta de los contribuyentes morosos

Este procedimiento interviene en el periodo que transcurre entre el momento en el que el cliente efectúa el pago y el momento en el que el proveedor de bienes o servicios moroso recibe el dinero, un periodo en el que este dinero es gestionado por entidades de crédito, de dinero electrónico, de pago o proveedores de servicios de pago.

Con el nuevo procedimiento, en caso de pagos a morosos estas entidades podrán optar entre cumplimentar formularios o realizar un intercambio automatizado y telemático de datos, en este último caso con la posibilidad de automatizar el tratamiento de estas diligencias de embargo «consiguiendo una gestión más ágil de las mismas». 

Cita presencial para la declaración de la Renta 2023

Por otra parte, el plazo para solicitar cita previa para la confección de la declaración de la renta de manera presencial en oficinas arranca este miércoles, según el calendario de la Agencia Tributaria.

La campaña del IRPF comenzó el pasado 3 de abril para la presentación de declaraciones por internet, una vía a la que se sumó el 7 de mayo la posibilidad de liquidar el impuesto por teléfono a través del programa ‘Le llamamos’.

A partir del 3 de junio también se podrá presentar la declaración de manera presencial en oficinas, siempre que se haya solicitado cita previa, algo que puede hacerse desde este miércoles por internet, teléfono o a través de la aplicación móvil.

La presentación de declaraciones en oficinas es una vía que ha ido perdiendo peso -solo 779.000 contribuyentes la utilizaron en la pasada campaña- a medida que se popularizaba el servicio de confección de liquidaciones por teléfono.

Tanto la atención presencial como por teléfono está disponible para quienes cumplan ciertos requisitos, entre ellos que sus rentas del trabajo no superen los 65.000 euros o que no tengan más de dos inmuebles en alquiler.

El plazo para presentar la liquidación se terminará en todos los casos el 1 de julio, salvo para aquellos contribuyentes con declaración a ingresar que quieran domiciliar el resultado, que tendrán que hacerlo antes del 26 de junio.

La Agencia Tributaria espera recibir 23,3 millones de declaraciones en esta campaña, la mayoría (14,6 millones) a devolver, por un importe total de 11.650 millones de euros. 

Noticias Relacionadas: