El Banco de España rechaza la ficha para una banca pública minoritaria catalana
Pere Aragonés, en la imagen con Pedro Sánchez en una visita del presidente del Gobierno a Cataluña en junio de 2021, aspira a que Cataluña tenga su propia banca pública minorista. EFE/Andreu Dalmau.

El Banco de España rechaza la ficha para una banca pública minoritaria catalana

21 marzo, 2022
|
Actualizado: 21 marzo, 2022 0:46
|

El Banco de España ha desestimado la petición del Institut Català de Finances (ICF) de contar con licencia bancaria para operar en el mercado minorista por motivos técnicos y por la falta de un informe favorable de la Comisión Europea sobre las ayudas de Estado. El objetivo del gobierno catalán, enfrascado en su quimera separatistas, es crear una banca pública minoritaria.

El departamento de Economía ha confirmado este domingo a EFE esta decisión del Banco de España, que ha adelantado La Vanguardia, y ha asegurado que el ICF ha presentado este mismo mes un recurso que permita «solucionar los aspectos técnicos de la desestimación».

A la espera del resultado del recurso, la Generalitat se está planteando ya vías alternativas para crear una banca pública minorista.

La resolución negativa del Banco de España llegó el pasado mes de febrero, tras haber mantenido conversaciones con el Banco Central Europeo sobre este asunto, tal y como apunta la consellería que dirige Jaume Giró.

La solicitud de la ficha bancaria la realizó en marzo de 2021 el anterior Govern, en el que Pere Aragonès era el conseller de Economía y Hacienda, y se trató de la primera vez que una entidad financiera pública hacía una petición de este tipo.

Un mes después, el ejecutivo catalán aprobó un acuerdo por el que autorizaba al ICF a constituir la sociedad ICF Banc, siempre que obtuviese todas las autorizaciones administrativas necesarias.

Según la Generalitat, los motivos técnicos por los que se ha desestimado la petición son «divergencias interpretativas resolubles», por lo que se ha presentado el recurso para reconducir la situación.

Además, el Banco de España alega que falta un informe favorable de la Comisión Europea sobre las ayudas de Estado que el BCE pide para poder tramitar la licencia.

El departamento de Economía subraya que contar con un banco público catalán es un objetivo «estratégico» que se mantiene «intacto», por lo que insiste en esta vía de conseguir la licencia bancaria, aunque empieza a estudiar otras «vías alternativas» para conseguirlo.

Entre otros fines, el Govern aspiraba a que el banco público catalán pudiera formar parte de la gestión de los fondos europeos Next Generation en Cataluña y facilitar la participación en proyectos estratégicos. 

.
En esta noticia se habla de:
Noticias Relacionadas: