PUBLICIDAD
PUBLICIDAD
Sebastián Albella, presidente de la CNMV.

La CNMV aún no sabe si actuará en el caso Villarejo-BBVA de la etapa de Francisco González

Albella asegura que verá si actúa cuando se levante el secreto sumarial, aunque recuerda que los hechos son de 2004 y prescriben a los cinco años

El presidente de la CNMV, Sebastián Albella, ha señalado que el supervisor estudiará acometer o no alguna iniciativa en el caso Villarejo, una vez que se levante el secreto de sumario en referencia a las supuestas grabaciones realizadas a exdirectivos de la Comisión.

Durante su comparecencia en la Comisión de Economía del Congreso para explicar el informe anual de actividades de 2018, Albella ha señalado que «cabe la posibilidad de que un alto cargo de la Comisión haya sido invadido en sus conversaciones telefónicas» pero que, «hasta ahora, no hemos hecho ninguna iniciativa activa y el momento de decidir será cuando se levante el secreto de sumario».

«Veremos si el tema es relevante», ha incidido, una vez que ha recordado que estas grabaciones que supuestamente realizó el excomisario José Villarejo por encargo del BBVA a los exvicepresidentes de la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) Manuel Conthe y Carlos Arenillas fueron hechos de 2004 y el período de prescripción son cinco años.

Además ha señalado que el caso en el que está implicado el BBVA es un asunto en el que la responsabilidad de la CNMV es limitada, y ha incidido en que el supervisor ha velado por que esta entidad financiera y todas las cotizadas cumplan con su deber correctamente.

En 2004, el BBVA habría encargado presuntas tareas de espionaje al grupo Cenyt, epicentro empresarial de Villarejo, a fin de frenar el intento de la constructora Sacyr de tomar el control del banco.

Entre las labores prestadas estaría el seguimiento de políticos, empresarios y periodistas, a los que además se habría intervenido hasta 15.000 llamadas telefónicas, entre las que se filtraron nombres como el exministro de Industria Miguel Sebastián o el del exvicepresidente de la CNMV Carlos Arenillas.

Albella ha querido, no obstante, «desmitificar» este hecho y ha dicho que «los miembros de la comisión tampoco hablamos con frecuencia sobre información privilegiada por teléfono».

PUBLICIDAD