Programas del domingo
Los acreedores de Talgo, claves en la posible opa de Ganz-MaVag Europe

Los acreedores de Talgo, claves en la posible opa de Ganz-MaVag Europe

14 febrero, 2024
|
Actualizado: 14 febrero, 2024 17:36
|
PUBLICIDAD

La posibilidad de que el consorcio húngaro Ganz-MaVag Europe lance finalmente una opa sobre Talgo está supeditada a la postura que adopten los acreedores de la compañía española, ya que los cambios de control en una sociedad pueden implicar incluso la ejecución de los créditos suscritos.

Según fuentes financieras, algunas de las entidades acreedoras se muestran dispuestas a analizar la situación, aunque otras puntualizan que aún no han mantenido contactos ni con el fabricante de trenes Talgo ni con el consorcio húngaro.

La deuda bruta de Talgo ascendía a 303,6 millones de euros al cierre del primer semestre de 2023. Entre los principales acreedores del fabricante de trenes figuran Santander y BBVA.

El pasado viernes, Ganz-MaVag confirmó que estaba manteniendo «conversaciones y negociaciones» en torno a la posibilidad de formular una opa sobre el cien por cien del capital de Talgo a un precio de 5 euros por acción.

Talgo tiene una deuda bruta de más de 300 millones y entre sus principales acreedores están el Santander y BBVA

En una comunicación remitida a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV), Ganz-MaVag explicó que «en particular» esos contactos se habían entablado «en relación con las financiaciones de la compañía sujetas a cambio de control, de cara a la obtención de los correspondientes consentimientos».

Los contratos de financiación suscritos entre empresas y entidades financieras suelen incluir cláusulas de cambio de control que establecen una serie de salvaguardas para proteger a los acreedores.

Entre estas salvaguardas acostumbra a figurar la exigencia de que las operaciones de cambio de control cuenten con el consentimiento expreso de los acreedores.

En estas situaciones y, si no existe consentimiento expreso, los acreedores podrían llegar a ejecutar los créditos o, alternativamente, a forzar una refinanciación con nuevas condiciones y garantías adicionales.

Comunicación a la CNMV

Según la comunicación que Ganz-MaVag remitió a la CNMV, el supervisor bursátil no les ha permitido condicionar la opa «a la obtención del consentimiento de las entidades financiadoras por el cambio de control».

Por ello, el consorcio húngaro subrayó el viernes que no existía certeza sobre el lanzamiento de la opa.

Al cierre del primer semestre de 2023, la deuda financiera bruta de Talgo -que incluye préstamos a largo plazo, deuda a corto y líneas de crédito- se situaba en 303,6 millones, mientras que la deuda neta era de 175,1 millones.

La compañía aseguró, al presentar los resultados semestrales, que disponía de un sólido perfil financiero, con fuentes de financiación diversificadas y un perfil de vencimiento medio de la deuda a largo plazo de 2,75 años.

El 63 % de la deuda financiera a largo plazo es a tipo fijo, con un coste medio del 2,35 %. Para 2024 se esperaban vencimientos por importe de 37 millones.

En los años siguientes, los importes serán de 59 millones en 2025; 115 millones, en 2026; y 71 millones, en 2027. 

Noticias Relacionadas: