MIR educativo: ¿Favorce al opositor?

MIR educativo: ¿Favorce al opositor?

Un MIR educativo, similar al sanitario, para la selección y formación en el acceso a docencia fortalecería el reconocimiento social de la profesión y aseguraría un aprendizaje inicial acorde con las nuevas exigencias entre el profesorado.

PUBLICIDAD

Lo asegura el expresidente del Consejo Escolar del Estado y actual director de la cátedra de Políticas Educativas de la Universidad Camilo José Cela, Francisco López Rupérez, en su informe “Los porqués del MIR educativo”, donde ha señalado que también integraría elementos que comparten los mejores sistemas educativos del mundo.

El MIR educativo se traduciría en la generación de un clima de confianza entre las partes, según López Rupérez, pues cree que aunque “el reconocimiento social de las profesiones y su prestigio son fenómenos complejos, los procesos que contribuyen a hacer más robusta una profesión terminan por incrementar su consideración social”.

Ha recalcado asimismo el “consenso amplio” a nivel internacional sobre que el factor que mayor impacto tiene en el rendimiento de los alumnos es la calidad del profesorado.

PUBLICIDAD

El MIR educativo, según este experto, repercutiría sobre todos los alumnos del sistema y contribuiría a asegurar una igualdad real de oportunidades en toda España.

Haría también que el Estado recuperara el ejercicio efectivo de una de sus competencias básicas pues “las profesiones reguladas afectan a derechos fundamentales o a bienes constitucionalmente relevantes” y es el Estado “el único competente a la hora de otorgar la correspondiente autorización para su ejercicio y de establecer sus condiciones por vía legal”, ha añadido.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®