Christine Lagarde tendrá que rebatir o confirmar la versión de Luis de Guindos en Bankia

Christine Lagarde tendrá que rebatir o confirmar la versión de Luis de Guindos en BankiaLuis de Guindos.

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, tendrá que rebatir o confirmar ante la Audiencia Nacional el testimonio del exministro de Economía Luis de Guindos sobre la crisis de Bankia, que negó que el Ejecutivo hubiera presionado en 2012 al Fondo para adelantar las conclusiones de un informe sobre la banca española.

PUBLICIDAD

La declaración de Lagarde como testigo en el juicio por la salida a Bolsa de Bankia estaba programada para el próximo 8 de mayo, pero la sección cuarta de la Sala de lo Penal decidió el pasado 24 de abril que el testimonio se haga con un cuestionario y no por videoconferencia, como estaba previsto inicialmente.

La Confederación Intersindical de Crédito (CIC), que ejerce la acusación popular y que es la que instó el testimonio de Lagarde, ha remitido ya el cuestionario a la Audiencia Nacional, para que se le haga llegar a Lagarde.

Entre otras cuestiones, Lagarde deberá aclarar las circunstancias en las que se produjo la publicación de un avance de conclusiones del Fondo Monetario Internacional (FMI) sobre las entidades financieras españolas el 25 de abril de 2012, y «la intervención que tuvieron en la misma las autoridades españolas».

PUBLICIDAD

En dicho informe se explicaba que, una vez «agotadas» las opciones para una recapitalización privada de la banca española a través del Fondo de Garantía de Depósitos (FGD), podría ser necesario un «mayor recurso a la financiación pública» para preservar la estabilidad financiera y rescatar entidades «problemáticas», en referencia a Bankia.

Durante su declaración como testigo, por videoconferencia desde Fráncfort, Luis de Guindos aseguró que el Ejecutivo jamás presionó a la institución para adelantar su opinión preliminar.

Pero un escrito de la Oficina de Evaluación Independiente -organismo dependiente del FMI- aportado por la defensa del expresidente de Bankia Rodrigo Rato señalaba que el informe se publicó antes de lo previsto «a requerimiento del Gobierno» español.

La directora gerente del FMI tendrá que detallar las reuniones mantenidas con De Guindos «con especial referencia a la opinión del Fondo y la suya propia sobre la situación de BFA-Bankia en el primer semestre de 2012, y sobre su decisión anterior de salir a Bolsa, materializada el 20 de julio del año 2011».

PUBLICIDAD

Asimismo, se le requiere para que explique con qué antelación se preparan las revisiones o auditorías financieras y si en la correspondiente a España de 2012 fue también objeto de análisis el proceso de constitución de BFA-Bankia, y cuáles eran las razones de la preocupación sobre la entidad.

También se le pide que explique el contenido de los contactos mantenidos por el FMI con Rato y De Guindos en febrero de 2012, incluyendo la valoración sobre la intervención del Banco de Valencia, y si el organismo internacional se reunió con responsables del Banco de España u otras autoridades o entidades supervisoras.

Además de la directora gerente, la CIC había solicitado la declaración como testigo de la que fuera directora adjunta del Departamento de Mercados Monetarios del FMI Ceyla Pazarbasioglu, que ya no trabaja en el FMI y no puede alegar «política de inmunidad» para no declarar, como hizo Lagarde para evitar su testifical por videoconferencia.

Pazarbasioglu ocupa actualmente una vicepresidencia del Banco Mundial, a cuya sede la CIC insta a la Audiencia Nacional para que le remita su citación como testigo.

eyp/ltm