Luz verde a la venta del negocio de semillas de Bayer “con condiciones”

Luz verde a la venta del negocio de semillas de Bayer “con condiciones”Sede de Bayer en Alemania

La Comisión Europea (CE) ha dado el visto bueno “con condiciones” a la compra de partes del negocio de semillas de Bayer por la alemana BASF, condición necesaria para que Bruselas apruebe la fusión entre la agroquímica estadounidense Monsanto y la propia Bayer.

PUBLICIDAD

La decisión de este lunes se produjo después de que en marzo el Ejecutivo comunitario aceptara de forma condicional la adquisición de Monsanto por parte del grupo químico y farmacéutico alemán Bayer, una operación de 66.000 millones de dólares que dará lugar al mayor gigante mundial de la fabricación de semillas y fertilizantes.

Entonces, Bayer se había comprometido a desinvertir alrededor de 6.000 millones de euros para abordar las dudas y preocupaciones de la CE sobre solapamientos entre la firma germana y Monsanto en semillas, pesticidas y agricultura digital.

Bruselas concluyó que esas ventas permitirían a un comprador “adecuado” sustituir “de forma sostenible” a Bayer en esos mercados “y seguir innovando en beneficio de los granjeros y consumidores europeos”, recordó la Comisión en un comunicado.

PUBLICIDAD

El pasado 26 de abril, Bayer ya informó de que había vendido a BASF todo su negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas y la granja digital por 1.700 millones de euros (2.060 millones de dólares).

La desinversión comprende todo el negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas, la plataforma de investigación para híbridos de trigo y herbicidas

Con esa operación, Bayer cumplía los compromisos acordados con la Comisión Europea y otras autoridades de regulación para conseguir la aprobación de la compra de Monsanto, según dijo su presidente, Werner Baumann. La desinversión comprende todo el negocio de semillas de hortalizas, algunos tratamientos para semillas, la plataforma de investigación para híbridos de trigo y herbicidas basados en el glifosato en Europa, que se aplican en el área industrial. También el traspaso de tres proyectos de investigación en el área de herbicidas y la granja digital de Bayer, que tendrá una licencia para determinadas aplicaciones de esta granja digital.

Como BASF no vende en la actualidad semillas o herbicidas no selectivos y solo ha comenzado a desarrollar una oferta “limitada” en el ámbito de la agricultura digital “recientemente”, la CE no identificó conflictos de competencia en la mayor parte de la transacción.

Sin embargo, al Ejecutivo comunitario le preocupaba que la operación redujera el nivel de competición en la innovación dentro del Espacio Económico Europeo (EEE) a la hora de desarrollar ciertos herbicidas no selectivos, así como la “competencia potencial” para producir tratamientos de semillas nematicidas.

PUBLICIDAD

Frente a esas dudas, BASF se comprometió a desinvertir en una de las líneas de investigación para el desarrollo de herbicidas no selectivos donde tenía lugar un solapamiento, además de un producto en desarrollo para el tratamiento de semillas contra los nematodos conocido como Trunemco.

Bruselas consideró que esas propuestas responden a los solapamientos entre las propuestas de desinversión de Bayer y BASF en los ámbitos de la innovación y en los mercados donde la Comisión había identificado los conflictos de competencia.

De ese modo, el Ejecutivo de la Unión Europea concluyó que la transacción propuesta, modificada con los nuevos compromisos, no perjudicará a la competencia.

Su decisión final depende ahora de que se respeten los compromisos.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®