Los ejecutivos de Merlin Properties se blindan con un megabonus de 170 millones

Los ejecutivos de Merlin Properties se blindan con un megabonus de 170 millonesEl CEO de Merlin Properties, Ismael Clemente./EFE
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Inversión
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Los altos directivos ejecutivos de Merlin Properties, con Ismael Clemente al frente, se blindan ante una posible venta de la socimi a terceros. El bonus alcanzaría los 150 millones de euros como máximo en función de la cotización y al valor neto de los activos por acción.

    PUBLICIDAD

    Dentro de su sistema de incentivos se dan dos situaciones especiales. La generación del derecho y liquidación del incentivo referenciado a la cotización por acción, por un importe máximo de 37,5 millones de euros, pero se multiplicaría por 1,5 en caso de venta, hasta los 56,25 millones, y el incentivo referenciado a la evolución del valor neto de los activos por acción, cuyo importe en el nuevo plan tiene como límite los 75 millones de euros, pero se multiplicaría también por 1,5, hasta los 112,5 millones. De esta forma, si los propietarios de Merlin Properties decidieran desprenderse de su participación sumarían un total de casi 170 millones de euros.

    El nuevo sistema de incentivos se abonará tanto en efectivo como en acciones y tiene como fecha límite 2019. De esta forma y en función de la creación
    de valor generada al accionista hasta ese año incluido, la cúpula de Merlin Properties podrá repartirse un máximo de 37,5 millones de euros en caso de cumplir los objetivos sobre el precio de la acción y otros 75 millones de euros, en el caso de alcanzar las metas fijadas en cuanto al valor neto de los activos por acción. El primero de los bonus es equivalente a un tercio del total, y el resto se supedita al valor neto de sus activos.

    Los consejeros ejecutivos recibirán el bonus antes de marzo de 2022

    Los beneficiarios de este plan de incentivos a largo plazo son los consejeros ejecutivos, los miembros del equipo directivo y de gestión y demás personal designado por el consejo de administración para poder percibir este bonus. El personal tendrá que tener un informe previo favorable de la Comisión de Nombramientos y Retribuciones y el visto bueno del consejo.

    PUBLICIDAD

    Este plan tiene una duración de 5 años, distribuidos en un periodo para medir la creación de valor al accionista y otro para el abono y entrega, en su caso, de estos bonus. Para medir la evolución se tendrá en cuenta la cotización desde el pasado 1 de enero de 2017 hasta el 31 de diciembre de 2019, en el que se mide si se dan las condiciones para la generación de este megabonus. Una vez finalizado el 2019, los consejeros ejecutivos y demás personal podrán percibir el bonus hasta el 22 de marzo de 2022.

    En cuanto a la evolución de la acción, se ha fijado como objetivo una tasa de retorno por el accionista de un mínimo del 24%. El retorno por acción del accionista se calcula como la diferencia positiva entre la media de la cotización de cierre de la acción de la sociedad en las 90 sesiones bursátiles previas al 31 de diciembre de 2019 -tres meses- y la Cotización de Referencia Final; y 9,83 euros por acción más, sumando el importe total de las distribuciones, medidas en euros, realizadas durante esos tres años de cotización y el resultado anterior, dividido por el número de Acciones a 31 de diciembre de 2019. La cuenta simplificada recibe el nombre de Tasa de Retorno del Accionista, RTA.

    El bonus variable, con un límite de 6 millones de acciones

    La tasa de retorno total del accionista se calcula dividiendo el RTA por Cotización entre 9,83. Para la activación del derecho a este incentivo, la Tasa de Retorno del Accionista por cotización ha de superar un importe mínimo del 24%. Una vez superada la condición para activar el derecho al Incentivo Referenciado a la
    Cotización por Acción, la cuantificación del importe de este incentivo se calcula sobre la base del siguiente escalado:

    De esta forma, el bonus se entregará a los accionistas si es inferior al 24%; si se sitúa entre 24 y el 36, el 6% será para los ejecutivos y el 94% a los accionistas; mientras que si supera el 36%, el 9% será para los ejecutivos y el 91% para los accionistas.

    PUBLICIDAD

    El resultado de esta fórmula se multiplicará por el número de acciones a cierre de 2019. Un tercio del importe resultante (ajustado con determinados mecanismos de “catch-up” en favor de los Beneficiarios), con un máximo total de 37,5 millones de euros para todo el periodo de medición 2017-2019, será el importe final de la primera parte del bonus, que será abonada en metálico antes de cinco días hábiles siguientes a la fecha de formulación de las cuentas anuales del ejercicio 2019.

    En caso de superar los 37,5 millones, el exceso podrá complementar la segunda parte del bonus, referenciada al valor neto de los activos por acción, sin que se puedan superar los 75 millones.

    La segunda parte de este bonus recogerá el valor neto de los activos recogido en las cuentas anuales consolidadas calculado conforme a los estándares de la
    Asociación Europea de Inmobiliarias Cotizadas – European Public Real Estate Association a 31 de diciembre del ejercicio correspondiente. La tasa de retorno total del accionista se calcula dividiendo el RTA por EPRA NAV entre 11,23 (en adelante, la “Tasa de Retorno del Accionista por EPRA NAV”). Para la activación del derecho a este incentivo, la Tasa de Retorno del Accionista por EPRA NAV ha de superar un importe mínimo del 24% y se estipulan los mismos baremos que en la anterior parte.

    Asimismo, en ningún caso podrá superar el importe de 6 millones de acciones asignables, y si hay exceso se materializará en efectivo.

    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®