El Proyecto LIBERA colabora con Galicia, Asturias y Cantabria en la recogida de ‘pellets’

El Proyecto LIBERA colabora con Galicia, Asturias y Cantabria en la recogida de ‘pellets’

19 enero, 2024
|
Actualizado: 19 enero, 2024 12:19
|
En esta noticia se habla de:
PUBLICIDAD

En España se empezaron a descubrir desde el 13 de diciembre grandes cantidades de partículas de plástico, especialmente desde la desembocadura del río Vigo hasta algunos puntos de Asturias y Cantabria, especialmente concentradas en las Rías Baixas y la Costa da Morte. Se trata de la pérdida de carga de seis contenedores cerca de Viana do Castelo, en Portugal, uno de los cuales estaba lleno de sacos de pellets.
Hasta la fecha se han desechado unas 25 toneladas de pellets de plástico.

A través del proyecto LIBERA se ofrecen a cooperar con las autoridades reguladoras pertinentes, brindando apoyo en materia de formación, documentación y acompañamiento en reuniones con voluntarios, como por ejemplo la reunión que se celebró en Asturias el pasado fin de semana. Para proporcionar a los participantes la información más completa sobre la eliminación de partículas, el proyecto LIBERA ha elaborado un folleto informativo que contiene todos los detalles sobre los microplásticos. Además, el proyecto LIBERA participa en las reuniones de coordinación de Galicia y Asturias.

Microplásticos y pellets, qué son y cómo afectan

Los microplásticos, es decir, pequeños trozos de plástico de no más de 5 mm de tamaño, pueden provenir de objetos plásticos del mismo tamaño o mayores (llamados primarios) o como resultado de la descomposición de los cuerpos plásticos de mayor tamaño (llamados secundarios).

En el caso de los pellets, para la producción de plástico se utilizan como materia prima pequeñas partículas de menos de 5 mm de tamaño, que resultan ser microplásticos primarios. En este caso particular, se observó que estaban compuestos principalmente de polietileno llamado PET, un tipo de plástico comúnmente utilizado en la producción de envases para alimentos.

Además, una investigación de la Universidad de Vigo confirmó la presencia de un aditivo químico utilizado como estabilizador UV en concentraciones entre el 10 y el 13%. Estamos esperando que las autoridades y los científicos determinen si es tóxico o no.

La contaminación por microplásticos afecta a todos los niveles de la cadena alimentaria marina, desde el plancton hasta los grandes mamíferos. Los microplásticos pueden confundirse con alimentos, causando daños físicos, acumulando contaminantes tóxicos y provocando que las especies marinas mueran de hambre. Además, también crean las condiciones para que virus y bacterias entren al cuerpo. Esta contaminación también cambia la estructura y función de los ecosistemas marinos, afectando la biodiversidad y la distribución de las especies.Sin entrar en demasiados detalles, el año pasado cerca de 5.000 voluntarios retiraron 3,6 toneladas de residuos marinos.

Noticias Relacionadas: