Programas del domingo
Imaz, CEO de Repsol, a Galán, presidente de Iberdrola: ‘Se mueve en mercados regulados por el BOE sin competencia’
El presidente de Iberdrola, Ignacio Sánchez Galán, el ejecutivo mejor pagado del IBEX 35, con más de 13 millones de euros anuales, ve en Repsol una amenaza para su lucrativo negocio de 'energía verde'.

Imaz, CEO de Repsol, a Galán, presidente de Iberdrola: ‘Se mueve en mercados regulados por el BOE sin competencia’

22 marzo, 2024
|
Actualizado: 22 marzo, 2024 11:41
|
PUBLICIDAD

El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, cree que la demanda de Iberdrola por greenwashing sobre la petrolera, que también compite en el mercado eléctrico en su transformación hacia una empresa de multienergía, se debe a la compañía presidida por Ignacio Sánchez Galán «no está acostumbrada a competir con el mercado abierto, sino más bien está acostumbrada a moverse en entornos regulados que dependen del Boletín Oficial del Estado (BOE)».

Sobre esa demanda, Imaz asegura que «carece de fundamento jurídico» y no va a «distraer» a Repsol de sus objetivos. En su opinión, la demanda aspira a «limitar la competencia» y «limitar el crecimiento de un operador como es Repsol, emergente en el sector eléctrico». 

El gran negocio de la transición ecológica mueve miles de millones de euros, donde Repsol e Iberdrola son actores principales

La energía, ya sea en mercado regulado o en mercado libre, es un gran negocio para las empresas y sus accionistas y hay miles de millones de euros a ganar. Sus últimos beneficios así lo reflejan.

Entre las cinco grandes empresas energéticas españolas ganaron 10.500 millones en 2023. La primera por beneficios es Iberdrola. La primera eléctrica de Europa y la segunda del mundo elevó su beneficio neto cerca de un 11 %, hasta los 4.803 millones, en 2023, cuando aceleró sus inversiones hasta su nuevo récord de 11.382 millones, un récord que también se trasladó al sueldo de su presidente, Ignacio Sánchez Galán. Y además, en los próximos años, según su plan estratégico 2024-2026 presentado ayer, beneficios, dividendos y sueldo de Galán seguirán creciendo de forma ‘sostenible’.

También Naturgy consiguió elevar sus ganancias un 20,4 % y batir su mejor resultado, con 1.986 millones, a pesar de que sus ingresos cayeron un 33,4 %, hasta los 22.617 millones. Endesa, a diferencia de las anteriores, redujo sus ganancias un 71 %, hasta los 742 millones, impactada por el laudo que le obliga a pagar 530 millones a un productor de gas natural licuado (GNL) y por el descenso del margen del negocio de gas, que obtuvo un extraordinario resultado en 2022 por los altos precios. En esta línea, su ebitda fue de 3.777 millones, un 32 % inferior.

Los menores precios del crudo y del gas, que en 2022 dispararon por la crisis en Ucrania, dejaron el beneficio neto de Repsol en 3.168 millones, un 25,5 % menos, y su ebitda cayó un 33 %, a 9.254 millones.

¿Hay que cerrar las refonerías?

El grupo desveló, además, su plan estratégico 2024-2027, conforme al cual prevé efectuar unas inversiones netas de entre 16.000 y 19.000 millones en el periodo, de los que un 25 % irá a EE.UU., aunque las modulará en función del escenario macroeconómico, la tecnología, la regulación y la madurez de los proyectos. A este respecto, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, que ganó 3,93 millones, un 5 % menos, insistió en que no quiere que se rebaje la ambición en la descarbonización, sino una transición «más inteligente». Y entre otras cosas pregunta a la ministra de Transición Ecológica, Teresa Ribera, si quiere que cierre las refinería poniendo en riesgo a 28.000 empleos.

Por su parte, La segunda petrolera española, Cepsa, registró unas pérdidas de 233 millones en un ejercicio en que sufrió el impacto, además del de los menores precios de los hidrocarburos con respecto a 2022, de no contar ya con su negocio de Exploración y Producción en Abu Dabi, que vendió a Total Energies, y al del gravamen extraordinario a las energéticas, por el que en 2023 pagó 323 millones.

La transformación energética es un gran negocio y ninguna de las empresas del mercado quiere perder su parte de pastel, o mejo dicho todos quieren aumentar su porción y por eso la ‘guerra de la energía’ no ha hecho nada más empezar con la primera batalla entre Iberdrola y Repsol, una para presumir de que es la más ‘verde’ y la otra, quizás por presumir de muy verde, sin serlo, o al menos eso es lo que opina la multinacional presidida por Ignacio Sánchez Galán, el ejecutivo mejor pagado del IBEX 35 con más de 13 millones de euros anuales.

Noticias Relacionadas: