Los análisis de ARN y ADN ayudan a prescribir terapias personales contra el cáncer

Los análisis de ARN y ADN ayudan a prescribir terapias personales contra el cáncerCáncer de hígado./EFE

El análisis del ARN (macromolécula que apoya al ADN), junto con la secuenciación del ADN, ayudan a identificar más pacientes con cáncer avanzado que se pueden beneficiar de terapias personalizadas, según se ha constatado en un estudio elaborado por el Consorcio Win.

PUBLICIDAD

La revista Nature Medicine publicó ayer los resultados de este primer estudio del Consorcio Win, en el que ha participado el Vall d’Hebron Instituto de Oncología (VHIO), de Barcelona, así como investigadores del Centro Médico Chaim Sheba, de Israel; el Instituto Gustave Roussy y del Centro Léon Bérad, de Francia; del Segal Cancer Center de Canadá y del MD Anderson Cander Center y la Universidad de California, en Estados Unidos.

El VHIO ha informado este marte en su página web de que este estudio tenía como objetivo conseguir ampliar la aplicación de la medicina de precisión en pacientes con neoplásias (masa anormal de tejido) malignas avanzadas.

El estudio Winther ha incluido un ensayo con 303 pacientes, de los que de 153 se obtuvieron muestras adecuadas para el análisis y 107 fueron tratados finalmente según las recomendaciones de un comité de expertos de los cinco países.

PUBLICIDAD

De los 107 pacientes tratados, 69 recibieron un tratamiento basado en perfiles de mutación del ADN y 38, basados en perfiles de ARN.

En su conjunto, el ensayo proporcionó terapia personalizada al 35 % de los pacientes con cáncer avanzado que participaron en el estudio.

En investigaciones anteriores basadas sólo en el análisis del ADN se identificaron posibles tratamientos para entre el 5 y el 25 % de los pacientes, «lo que muestra cómo la estrategia empleada en Winther resulta más efectiva y representa un paso importante para poder cumplir con la promesa de una medicina de precisión en oncología», han indicado fuentes del VHIO.

También se han analizado los resultados de acuerdo con el grado de concordancia entre la recomendación del tratamiento y la terapia recibida, y los pacientes que recibieron la terapia con la concordancia más elevada con sus alteraciones del ADN o con la recomendación del algoritmo para el tratamiento guiado por ARN «tuvieron una respuesta mejor».

PUBLICIDAD

Los pacientes con un buen estado general y un alto grado de concordancia entre recomendación y tratamiento recibido consiguieron una media de supervivencia global de 25,8 meses, frente a los 4,5 meses de otros pacientes.

En este ensayo se ha aplicado el análisis de ADN y ARN, por primera vez en la práctica clínica transcriptómica (prueba de expresión de ARN), para conseguir ampliar el número de pacientes con cáncer avanzado a los que se les pudo ofrecer un tratamiento de medicina de precisión.

Para ello, se analizaron las biopsias de los pacientes, tanto mediante secuenciación del ADN del tumor como mediante la expresión de ARN, comparando el tejido tumoral y tejido sano del cual se originó el tumor.

Según ha explicado el doctor Josep Tabernero, director del VHIO y vicepresidente del Consorcio Win, «la evaluación del ARN es un complemento importante de los perfiles de ADN para determinar los tratamientos de precisión. Winther nos hace entrar en una nueva era para la medicina personalizada en oncología».

El Consorcio Win es una organización sin ánimo de lucro, con sede en París (Francia), que reúne a interesados en cáncer de cuatro continentes para desarrollar conceptos de vanguardia y ensayos clínicos que mejoren la supervivencia de los pacientes con cáncer. EFE.