Colombia despide a la cúpula de la filial de Gas Natural Fenosa

Colombia despide a la cúpula de la filial de Gas Natural FenosaAgentes de la policía colombiana en la sede Electricaribe, filial de Gas Natural Fenosa
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • Los despidos en Electricaribe, la filial de Gas Natural Fenosa intervenida por Colombia a finales de 2016, se produjeron entre noviembre y enero.

    PUBLICIDAD

    Al menos 27 altos cargos han sido despedidos de Electricaribe como parte del proceso de intervención aplicado por el Gobierno de Colombia en noviembre del año pasado. Asimismo, el nuevo equipo gestor ha reducido drásticamente los costes del servicio, en un 38%, hasta los 430 millones de dólares, desde los 700 millones registrados antes de la intervención, según la prensa local.

    La intervención despidió al presidente de Electricaribe, José García Sanleandro, así como miembros del consejo directivo, titulares y suplentes.

    El grueso de los despidos en la alta dirección se registró en diciembre, con 15 altos cargos, seguido de los 7 de noviembre y los 5 de enero.

    PUBLICIDAD

    Según los nuevos gestores de la eléctrica, “hay que hacer ajustes“. “Cambian los modelos de gestión y hay que ocupar recursos para el proceso de intervención, algo que requiere ajustes financieros y de personal”. Asimismo, entre estos directivos habría españoles.

    Según la intervención actual, el modelo que aplicaba la filial de Gas Natural Fenosa antes de su intervención era “de de control sobre control”, por lo que se eliminaron duplicidades para ahorrar.

    Gas Natural Fenosa, dueña del 85% de las acciones, espera ahora a las decisiones del Gobierno de Juan Manuel dos Santos.

    El Gobierno colombiano ordenó el pasado 15 de noviembre la intervención de la distribuidora de energía Electricaribe, del grupo Gas Natural Fenosa, inmersa en una crisis financiera que ha repercutido negativamente en la prestación del servicio a sus clientes.

    PUBLICIDAD

    Se cumplió así con la amenaza de intervenir la filial colombiana de Gas Natural debido a los sucesivos cortes de suministro en una de las zonas más pobres del país. Esta filial es un quebradero de cabeza para Gas Natural, y es que, según las cuentas a cierre de septiembre, presentaba un agujero de 1.259 millones.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®