Desplome del turismo extranjero mientras que se mantiene el nacional

Desplome del turismo extranjero mientras que se mantiene el nacionalPlaya de Benidorm./EFE

El turismo nacional salvará la temporada de verano ante el desplome de entre el 12 % y el 20 % del turismo extranjero, según estiman las agencias de viajes, una tendencia que también constatan los hoteleros para una temporada que comienza este viernes su primera operación salida con refuerzos por tierra, mar y aire.

PUBLICIDAD

De hecho, según ha declarado a EFE el presidente de la Confederación Española de Agencias de Viajes (CEAV), Rafael Gallego, la ocupación durante este verano se va a mantener con respecto a las cifras de 2018, con porcentajes altos en la costa, sobre todo durante julio y agosto gracias al turista nacional.

Así, el 80 % de los viajes de españoles son a destinos del territorio nacional, especialmente en aquellos de costa, aunque también se aprecia cierta tendencia al norte, ha señalado Gallego.

Desde el sector hotelero, el presidente de la patronal Cehat, Juan Molas, también ha compartido el diagnóstico de CEAV, pero ha mostrado una cierta preocupación ya que a día de hoy, con el verano ya iniciado, ninguna zona tiene colgado el cartel de «completo», a diferencia del pasado año.

PUBLICIDAD

Entre las principales causas de la caída del turismo extranjero en España se encuentra la recuperación de destinos como Grecia, Turquía, el norte de África, así como la irrupción de nuevos lugares de moda como Israel y Jordania e, incluso, las buenas previsiones climáticas que se darán durante este verano en Centroeuropa, tal y como ha explicado Molas en declaraciones a EFE.

En el caso de España, las islas y, más concretamente, Canarias son las principales perjudicadas ante el retroceso del mercado alemán y nórdico, aunque como dato positivo se ha referido a la recuperación del turismo en Barcelona y en el mercado catalán tras la crisis política.

También las agencias pronostican un «mal verano» en Canarias, ya que su temporada alta coincide con el invierno, en el que no compite «con casi nadie».

«Será una buena temporada si los mercados alemán y nórdico, que están un poco por debajo, se normalizan de aquí a 15 días», ha afirmado Molas, que cada vez observa más que el cliente decide su destino a última hora y no tiene prisa en hacer la reserva.

PUBLICIDAD

No obstante, ha apuntado que el 40 % de los españoles que quieren irse de vacaciones ya las ha reservado.

Pese a la caída de alemanes y nórdicos, los hoteleros han destacado que el turismo desde Estados Unidos o Rusia presenta cifras superiores al año pasado, al igual que ocurre con los turistas procedentes de países asiáticos como China, Japón o Corea.

Además, pese a la incertidumbre en torno al «brexit», el sector no ha percibido un estancamiento del mercado emisor británico.

El sector del camping será la segunda oferta vacacional preferida por los españoles por detrás de los hoteles, según la Federación Española del Camping (FEEC), que calcula una ocupación media para los meses de julio y agosto superior al 80 % y 22,5 millones de pernoctaciones, cifras récord.

De cara a este verano, el gasto medio se ha incrementando hasta un 2,5 % por cliente, ha valorado Molas, que ha señalado que el turismo urbano está teniendo muy buena acogida, con buenas cifras de ocupación en las principales ciudades.

Por poner un ejemplo, el portal de viajes Edreams cifra el gasto medio por viajero en 144,8 euros para Madrid y 122,9 euros en Barcelona este fin de semana.

Para hacer frente al aumento del turismo, los principales transportes reforzarán su oferta.

De hecho, la DGT calcula que habrá 90 millones de desplazamientos por carretera, un 1,5 % más que en 2018, de los 43 millones se harán en julio y 47 millones en agosto.

En el transporte aéreo, Aena prevé que en este fin de semana se realicen 26.295 movimientos, lo que equivale a 4,3 millones de asientos.

Iberia operará durante el verano vuelos chárter para conectar con los puntos de salida de cruceros en Europa y reforzará su operativa toda la temporada, siendo algunos de los destinos más demandados las islas o el norte de España, así como Nueva York, Miami, Tokio, Venecia, Crecia, Croacia o México.

Por su parte, Air Europa reforzará su operativa con 12.500 plazas semanales más, en su mayoría para enlazar la península con Baleares y Canarias, e Iberia.

Por tren, Renfe ofrecerá entre el 24 de junio y el 22 de septiembre 22,1 millones de plazas de media y larga distancia en sus principales destinos de verano y como novedad destaca el nuevo AVE a Granada.

Por su parte, el autobús incrementará un 37 % su oferta de plazas en la primera operación salida, siendo el medio elegido por más de 7,5 millones de viajeros en julio.

Alsa reforzará con carácter general entre un 30 % y un 40 % sus servicios de largo recorrido y entre este viernes y el sábado ofrecerá 125.000 plazas, mientras que Avanza ofertará 113.000 plazas más y 120 autobuses adicionales a sus principales destinos durante julio y agosto.

Los refuerzos también llegarán por mar. Así, el Grupo Armas Trasmediterránea reforzará sus plazas hasta el 15 de septiembre con 200.000 adicionales hasta alcanzar 1,1 millones, mientras que Balearia -que fletará un total de 31 buques- ha reforzado sus rutas entre Baleares y la península y los destinos que conectan con África.