Desempleo

Últimos artículos

El desempleo es una situación que se da cuando la cantidad de personas que buscan trabajo excede el número de empleos disponibles.

¿Cuánto tengo que trabajar para cobrar el paro?

  • Estar desempleado o desempleada y en situación legal de desempleo.
  •  
  • Estar inscrito o inscrita como demandante de empleo y mantener dicha inscripción durante todo el período de percepción y suscribir el compromiso de actividad.
  •  
  • Haber cotizado por desempleo al menos 3 meses, si usted tiene responsabilidades familiares, o al menos 6 meses si no las tiene, y no llegar a 360 días. En el caso de tener los 360 días cotizados, tendría derecho a la prestación contributiva.
  •  
  • No percibir rentas de cualquier tipo superiores al 75 % del salario mínimo interprofesional, sin contar la parte proporcional de dos pagas extraordinarias (Cuantías para este año).

¿Cómo es la historia del desempleo?

Aunque en la Edad Media «el problema del desempleo, como se entiende hoy, aún no existía», había desocupados. No obstante, en aquel tiempo, a la persona que no trabajaba se la tenía por holgazana o vagabunda. A finales del siglo XIX o principios del XX se formaron comisiones gubernamentales especiales para estudiarlo y resolverlo, como la Comisión Selecta de la Cámara de los Comunes británica, para tratar la «Consternación por la falta de empleo», de 1895. El desempleo se había convertido en una epidemia.​ La conciencia de este problema aumentó drásticamente, sobre todo después de la Primera Guerra Mundial. Esta contienda había eliminado el desempleo. Pero a principios de los años veinte el mundo occidental experimentó una recesión tras otra, lo que culminó en la Gran Depresión, que desde 1929 zarandeó las economías industrializadas del mundo entero. Tras la Segunda Guerra Mundial, muchos países tuvieron un nuevo auge económico y el desempleo disminuyó ostensiblemente.

¿Cuáles son los 4 tipos de desempleo?

Estructural Es la tasa de paro compatible con una inflación de salarios constante o con una inflación de precios constante. Dadas unas condiciones económicas normales.​ Es un tipo de desempleo involuntario de carácter a largo plazo que no disminuye ni desaparece mediante medidas de demanda agregada expansiva. El paro estructural suele ir asociado a rigideces en los mercados laborales y de bienes, y a la histéresis del desempleo derivado de los ciclos económicos. Estacional se puede ver como un tipo de desempleo estructural, ya que es un tipo de desocupación que está vinculado a ciertos tipos de trabajos, como la agricultura o el turismo. Por ejemplo, los empleados de parques de atracciones sufren un paro estacional durante el invierno, porque menos gente las visitan durante ese tiempo. Las medidas oficiales de desempleo más citadas eliminan este tipo  de las estadísticas utilizando técnicas de «ajuste estacional». Esto se traduce en un desempleo estructural, sustancial, permanente. Cíclico Este tipo ocurre cíclicamente, coincidiendo generalmente con los ciclos económicos. Sus consecuencias pueden llevar a países con instituciones débiles, a la violencia y finalmente la desobediencia civil. Friccional Por desajuste laboral aparecen aun cuando el número de puestos de trabajo coincida con el número de personas dispuestas a trabajar. El desempleo friccional existe porque tanto los empleos como los trabajadores son heterogéneos, y puede producirse un desajuste entre las características de la oferta y la demanda.

Últimas noticias sobre Desempleo

«1 5 »