La ‘cuenta espejo’, un salvavidas en caso de corralito en Cataluña

La ‘cuenta espejo’, un salvavidas en caso de corralito en CataluñaEl presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont
Empresas
  • Banca
  • Construcción
  • Consumo
  • Energía
  • Industria
  • Inmobiliaria
  • Motor
  • Seguros
  • Telecomunicaciones
  • Transporte
  • Turismo
  • La declaración unilateral de independencia ha disparado el temor a un corralito. Los particulares encuentran una solución para evitarlo: la cuenta espejo. Las empresas, por su parte, cubren riesgos trasladándose a otras Comunidades Autónomas.Una de las formas que tienen los particulares de poner a salvo los ahorros es crear una cuenta espejo, es decir, una cuenta paralela fuera de la demarcación de Cataluña en una sucursal del mismo banco del que se es cliente. En caso de independencia, el titular de la cuenta podría mantener el control de la operativa esquivando las limitaciones ante un corralito, como ocurrió en Grecia o Chipre durante la crisis de 2008.

    PUBLICIDAD

    El particular evita así las restricciones y minimiza el riesgo de quedarse sin liquidez en un momento convulso para la sociedad catalana y para el resto de España, más cuando los radicales de la CUP han llamado al boicot contra los históricos bancos catalanes y hay convocada una huelga regional de una semana, con lo que habrá muy probablemente cortes masivos de carreteras. De momento, la huelga está convocada para el día 10, pero el sindicato afín a la Asamblea Nacional de Cataluña amenaza con alargarla hasta el próximo 16 de octubre. El problema comenzaría con la falta de productos básicos en las despensas, aunque el escenario tiene probabilidad, el independentismo está completamente dividido.

    En caso de que la huelga fuera más allá y se realizara una declaración unilateral de independencia el escenario siguiente sería la toma de infraestructuras clave en Cataluña. Los radicales de la CUP ya han amenazado con asaltar el aeropuerto y el puerto de Barcelona, más teniendo en cuenta la colaboración de determinados colectivos que operan en estas infraestructuras. La amenaza es real, y por tanto podría darse ese caso que paralizaría por completo el transporte en Barcelona.

    En caso de un pánico social, se produciría una masiva retirada de dinero de sucursales bancarias, por lo que habría restricciones de efectivo en aquellas cuentas constituidas en Cataluña.

    PUBLICIDAD

    Las cuentas espejo son una solución para evitar un corralito

    “Este tipo de cuentas espejo no son un producto nuevo, sino un servicio existente que se utiliza en casos de cambio de domicilio dentro del territorio o de expatriaciones temporales”, afirman desde HelpMyCash, que señalan que es una “solución para los bancos con sede fuera de Cataluña, entidades que seguirían estando bajo el amparo del Fondo de Garantía de Depósitos español aunque Cataluña declarara la independencia”. Cabe recordar que los titulares tienen salvaguardados los primeros 100.000 euros de sus ahorros y depósitos.

    Esta modalidad permite operar a los particulares de banca desde la comunidad pero tener sus fondos en otros puntos de España. Para ello, tan solo hay que constituir una cuenta al otro lado de las fronteras de Cataluña. Para ello, habría que trasladarse a otro punto del resto de España y firmar un contrato, como si de una nueva cuenta bancaria se tratara.

    El titular consigue así esquivar un hipotético corralito. Algunos ciudadanos griegos evitaron las medidas de control de capitales abriendo cuentas en países cercanos, como Macedonia.

    Ante una ruptura de España, la Generalitat controlaría la red de oficinas bancarias

    En caso de que el Gobierno catalán decidiera proclamar la independencia y no habría forma de pararlo, el paso a seguir sería crear un banco central, en sustitución del Banco de España, asumiendo todas sus competencias. No obstante, el problema que tendría ahora es que no habría bancos que controlar, más después de las salidas de Banco Sabadell, Mediolanum y la más que posible de CaixaBank, cuyo consejo se reúne esta misma tarde. Eso sí, la Generalitat tendría controlada toda la red financiera que opera en Cataluña.

    PUBLICIDAD

    El gobernador del Banco de España, Luis María Linde, aseguró que este escenario de independencia incentivaría la retirada de dinero en efectivo, para evitar una mayor hemorragia, el nuevo Ejecutivo catalán la limitaría imponiendo un corralito, pero se evitaría con una cuenta espejo.

    Este servicio se usa cuando el cliente se muda a otra Comunidad Autónoma o al extranjero, siempre y cuando la entidad financiera operase en el país de destino. Las entidades financieras niegan en rotundo que favorezcan este tipo de operativas, ya que iría en detrimento de la propia entidad financiera, aunque indican que no es de extrañar que clientes afincados en Cataluña abrieran “otra” cuenta fuera de la Comunidad.

    Comenta

    Notificar de
    avatar

    Info sesgada
    Guest
    Info sesgada
    6 octubre, 2017 20:18

    Podríais escribir algo que no fuera falso?. Por favor, transcribid las supuestas declaraciones de la Cup para tomar infraestructuras, etc. Mentís para fomentar el miedo e intentar provocar retiradas masivas que ni se han producido ni se producirán. Los catalanes se informan en medios serios; ergo catalanes.
    Leeros de vez en cuando la prensa internacional: Financial Times, Washington Post, etc….tendréis algo de visió lateral.
    Doctor en Economía por el Mit.
    Adéu Espanya

    wpDiscuz
    INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®