Las hijas de Sánchez, que cobra 100.000 euros anuale, no pagarían la rimera matrícula de Universidad

Las hijas de Sánchez, que cobra 100.000 euros anuale,  no pagarían la rimera matrícula de UniversidadPedro Sánchez./EFE

El PSOE ha registrado en el Congreso su propuesta de gratuidad de la primera matrícula para todos los alumnos de las universidades públicas, lo que precisará que en cuatro años se aumente en 730 millones el presupuesto que ya se destina para los gastos de matrícula de los alumnos becados.

PUBLICIDAD

Pedro Sánchez propone un sorprendente ‘gratis total’ en la Universidad que beneficiaría incluso a sus hijas, pese a que él tienen un sueldo superior a los 100.000 euros anuales.


Esta proposición no de ley busca beneficiar “al cien por cien de los alumnos que vayan aprobando en primera matrícula los cuatro años en un grado”, “buscar un marco de homogeneidad entre las comunidades” y acabar con “el tasazo” -aumento de las tasas universitarias- por el que muchos alumnos “han sido excluidos del sistema universitario”.

Lo ha subrayado la portavoz de Educación en el Congreso del PSOE, Luz Martínez Seijo, en un encuentro con la prensa, donde ha señalado que la educación universitaria es “esencial para un modelo de desarrollo económico en el que la sociedad y el conocimiento sean un eje fundamental de avance en ciencia e investigación” .

PUBLICIDAD

La propuesta socialista, calificada como “innovadora” por Martínez Seijo y que fue adelantada esta semana por el líder del PSOE, Pedro Sánchez, también busca “ampliar la igualdad de oportunidades que tan seriamente ha sido dañada en estos últimos años”.

Se quiere homologar a España con aquellos países escandinavos donde hay gratuidad absoluta en las matrículas universitarias.

“No podemos quedarnos en el furgón de cola” de la UE, siendo el octavo país con precios de matrícula más caros y el sexto que menos invierte en educación universitaria, según la portavoz.

En la iniciativa se estima que para cubrir los gastos de matrícula de un millón de estudiantes, a 60 créditos por curso y un precio medio de 16 euros por crédito, se necesitaría un presupuesto de 1.000 millones de euros.

PUBLICIDAD

Es decir, 730 millones más que ahora o entre 180 y 200 millones de euros anuales si se asume un plazo de 4 años para afianzar este modelo.

La proposición no de ley apunta que en esos cuatro años se empezaría a beneficiar a los alumnos con rentas más bajas y no se establecería ningún requisito académico -en la actualidad al alumno becados se le exige un 5,5 de nota-.

También se mantendrá un modelo de precios públicos para segundas y sucesivas matrículas con una horquilla homogénea para todo el territorio con el fin de acabar con las diferencias de precios entre autonomías.

Además, en la propuesta se pide derogar el decreto de racionalización del gasto público en el ámbito educativo y revisar el modelo de becas para que la contribución final de las familias a la financiación del mismo no sea superior al promedio de la UE.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia 2017 ®