Se confirma el pucherazo de las elecciones de 1936

Se confirma el pucherazo de las elecciones de 1936

Para quienes piensan que la historia ya está escrita, les adelanto que pronto podrá confirmarse el pucherazo de las elecciones de 1936.

Con razón decían los chicos de la Memoria Histórica que no convenía publicar las memorias de Niceto Alcalá-Zamora. Pues bien, ante la presión de la familia, ZP tendrá que aflojar y entregar los documentos que, según persona que los ha visto, confirman que las elecciones de 1936 no las ganó el Frente Popular, es decir, no las ganó si lo que contaran fueran los votos, las ganó porque lo que contó fue el pucherazo que llevaron a cabo en diversas provincias los enviados de Manuel Azaña.

PUBLICIDAD

Otra perlita son estas declaraciones que he visto de un comandante de la UME (la Unión Militar Española, no la Unidad Militar de Emergencias cuyo nombre quizá eligió Zapatero para borrar la otra de la historia); en las declaraciones cuenta Arsenio Fernández Serrano, que llegó a general de Infantería, otras muchas cosas. Su declaración debe ser contrastada con la del ayudante de Goded, Carlos Lázaro Muñoz, que en el legajo 1513, expediente 18, folio 3, asegura que la visita al Cuartel de la Montaña tuvo lugar el 28 de febrero, al día siguiente de ser destituido Goded por el nuevo gobierno.

He aquí lo esencial de la declaración de A. F. Serrano:

PUBLICIDAD

El 17 de Febrero de 1936, fue acompañando al General Goded al Cuartel de la Montaña, donde estaba destinado el declarante. Allí le dejó, reunido con los Jefes de las tres Unidades de guarnición en el Cuartel, o sean: Coronel del Regimiento de Zapadores, Sr. García Pruneda y el Comandante del Grupo de Alumbrado D. Matías Marco. Se esperaba que en aquella reunión se decidiera un levantamiento para poner remedio a la gravedad política del momento, y al efecto el declarante tenía dispuesta una Compañía de Infantería y unos tanques de Artillería preparados para salir en el acto, y el Coronel Sr. Martínez Zaldívar marchó al Campamento de Carabanchel, como enlace con el Teniente Coronel Álvarez Rementería, que mandaba el Batallón de Zapadores en dicho Campamento. Tras la entrevista del General Goded con los Jefes del Cuerpo del Cuartel de la Montaña, se desistió de la sublevación. Al salir de la reunión el General, que era partidario de iniciar entonces el Movimiento Nacional, expresó al declarante su disconformidad con el acuerdo tomado, diciendo: “Ahora se ganaría. Después costará mucha sangre, y quién sabe el resultado”.

Hasta ahora, se sabía que el 17.2 hubo una reunión entre Goded, Fanjul y Franco, en la que se habló del golpe, pero que yo sepa no había constancia de esto; mejor dicho, no  ha habido gente en este país que se tomara la molestia de leer estas declaraciones, hechas en 1939 (están mencionadas, pero por lo que cuenta del asalto al Cuartel de la Montaña).

PUBLICIDAD

Aún queda mucho para desmontar la milonga de buenos y malos en que consiste la Ley de Memoria Histórica, pero ahí queda eso para el que quiera ir sabiendo.

INTERECONOMIA.COM es un medio de comunicación digital del Grupo Intereconomia S.L. 2016®